La Corte dejó firme la prisión preventiva de Cristina Kirchner - Política

Posted Marcha 10, 2019

La Corte Suprema de Justicia ordenó prisión preventiva para la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El máximo tribunal del país sudamericano rechazó por unanimidad los recursos de queja que presentó la defensa de la ex mandataria, por considerar que no se dirigen contra una sentencia definitiva o equiparable a la misma, y ratificó así su procesamiento en una causa que ya fue elevada a juicio oral.

Con este fallo de los jueces Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti, la prisión preventiva de la exmandataria, sin ejecutar, quedó firme.


La Corte también rechazó un recurso similar del ex secretario general de la Presidencia y primer titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli, también a la espera de ser juzgado por este hecho junto con otros imputados como el ex líder piquetero Luis D'Elía.

En marzo de 2018, la Cámara Federal de Casación Penal ratificó el procesamiento de la actual senadora por supuesto encubrimiento agravado y por abuso de autoridad, por lo que Fernández y Parrilli recurrieron a la Corte Suprema de Justicia. Tres meses después, tras resistir planteos de recusación, el magistrado elevó la causa a juicio oral y público.

Cambiemos podría reintentarlo con esta ratificación del máximo Tribunal, pero Pichetto ya le avisó que volverá a quedarse con el recinto sin la mitad más uno.


La ex presidenta agota así las vías para cuestionar la decisión de Bonadio, que el 6 de diciembre de 2017 la había procesado con prisión preventiva y embargado por $ 50 millones.

Los jueces José Michilini y María Gabriela López Iñiguez deberán sortear a un nuevo juez que los acompañe, pues el fin de semana pasado falleció el camarista Carlos Tassara, que iba a integrar este tribunal. Cristina Kirchner apeló ese fallo pero la Sala IV de la Cámara de Casación consideró inadmisible esos recursos.

El expediente judicial fue abierto por la denuncia que el fiscal Alberto Nisman realizó en enero de 2015 contra el anterior Gobierno, cuatro días antes de aparecer muerto, con un tiro en la cabeza, en condiciones que aún se investigan en los tribunales y que apuntan a que el procurador fue asesinado. Pero Bonadio si bien dictó la prisión preventiva en otra causa, la de los cuadernos de las coimas, tampoco pidió por el momento al Senado el desafuero.


La ex presidenta había presentado un recurso ante la Corte contra la decisión del juez Claudio Bonadio.