Diálogo gobierno-oposición en Nicaragua sin avances sobre acompañamiento

Posted Marcha 10, 2019

Los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) anunciaron que no estarán "presentes físicamente" en las negociaciones entre la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y el régimen de Daniel Ortega, en una carta revelada la tarde de este viernes, tras un encuentro en el cual valorarían la invitación previa de la mesa de negociación, para participar como testigos y mediadores de un diálogo nacional que prevé acordar una salida pacífica a la crisis sociopolítica que enfrenta Nicaragua.

Según la oposición, aquellas conversaciones fracasaron debido a la violencia contra los manifestantes y la negativa del gobierno a discutir la democratización del país.

"Yo pensaba que eran mediadores, pero no, estaban comprometidos con los golpistas".

Más de 700 personas fueron encarceladas por manifestar, bajo cargos de "terrorismo", al amparo de una cuestionada ley que criminalizó las protestas con hasta 20 años de prisión, y forzó a miles al exilio por temor a la represión.


Las partes implicadas en el dialogo nacional en Nicaragua, gobierno y oposición, dieron a conocer hoy la hoja de ruta de 16 puntos que encauzará las negociaciones en busca de la paz, iniciadas el 27 de febrero último.

El mandatario acusó incluso a los templos de haber servido como "cuarteles para guardar armamento", algo que la iglesia negó de plano.

El cardenal Leopoldo Brenes informó que la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) decidirá mañana si acepta la invitación para participar como "testigo y acompañante" en las negociaciones entre el Gobierno y la oposición, para superar la crisis que afecta al país.

Al inicio de la jornada, la Alianza Cívica declaró en un comunicado que se ha "avanzado en acuerdos que tienen que ver con el funcionamiento de la negociación" y que ahora los esfuerzos se centrarán "en la definición de los testigos y acompañantes de la negociación, parte medular de la hoja de ruta".


En tanto, la oposición admitió tras el anuncio del episcopado que han encontrado "resistencia" en las conversaciones, pese a que más temprano habían informado que el proceso marchaba lento, pero que había "una buena receptividad" del gobierno.

También unas reformas que garanticen elecciones justas, libres y transparentes, y justicia para las víctimas de las violentas protestas que comenzaron el 18 de abril de 2018.

Las partes se reúnen en la sede del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Incae), al sur de Managua, bajo un fuerte hermetismo por exigencia del presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

"El tema espinoso es el electoral, pero en el fondo lo que le preocupa a él (Ortega) es lo que va a pasar con él, su familia y sus activos", estimó el ex canciller Francisco Aguirre.