El Gobierno exigirá los antecedentes penales de los extranjeros

Posted Marcha 02, 2019

La medida responde a los hechos de inseguridad en los que estuvieron involucrados extranjeros y también a los que el Ejecutivo llama un "descontrol migratorio", como lo definió el canciller Jorge Faurie hace poco más de un mes tras un reunión de Gabinete. El ranking de las nacionalidades ingresasdas está encabezado por ciudadanos de nacionalidad paraguaya, boliviana y venezolana. Es por eso que para establecer un mayor control migratorio el gobierno nacional decidió avanzar con el nuevo requisito para las futuras solicitudes.

Hasta este momento, aquellos que iniciaban el trámite para pedir la residencia permanente en la Argentina tenían que presentar un certificado que acreditara que no tenía condenas anteriores ni procesos penales "emitidos por las autoridades competentes de los países donde hayan residido por un plazo superior a un año, durante el transcurso de los últimos tres años". La Argentina ofrece la verdad al mundo y queremos reciprocidad”, dijo García.


"La nueva disposición va a empezar a acontecer con las personas que quieran radicarse a partir de ahora y que va a entrar en vigencia a partir de su publicación (en el Boletín Oficial), seguramente el miércoles", concluyó, por su parte, el director nacional de Migraciones, Horacio García.

Según fuentes oficiales, de haberse conocido determinado antecedente o condena o requerimiento judicial, a muchos delincuentes se les habría impedido el ingreso a la Argentina y nunca hubieran podido cometer delitos en nuestro territorio. Sobre el criterio de reciprocidad, el ministro explicó que este se encuentra consagrado en la ley de Migraciones aprobada en 2003.


En principio, esta política de reciprocidad apuntará sólo a los países de la región, no a otros como Estados Unidos o Europa. "Buscamos impedir la radicación de personas que cometen delitos", sostuvo.

El Gobierno aprovecha la instalación de la agenda de seguridad para insistir en la aplicación de un programa más extenso. Bajo la excusa de la "reciprocidad migratoria", el gobierno mutila el derecho humano a migrar y afianza la estigmatización del "otro" luego de una fuerte campaña encabezada por el presidente de la Nación, la ministra Patricia Bullrich y el gobernador jujeño Gerardo Morales.