Donald Trump descontento con pacto alcanzado en el Congreso

Posted Febrero 14, 2019

En una movilización denominada La Marcha de la Verdad, para refutar afirmaciones del presidente sobre la frontera, O'Rourke dijo en inglés y en español que El Paso es una de las ciudades más seguras de los Estados Unidos, pero "no por las paredes", como dijo Trump, "sino a pesar de las paredes".

¿Si estoy contento? La respuesta es no. No estoy contento (con el acuerdo).

"Hará todo lo que se pueda hacer legalmente para asegurar la frontera", dijo el domingo el jefe de gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, a NBC.

Trump señaló que no cree que otro cierre parcial administrativo vaya a ocurrir próximamente. "Si lo hicieran, sería por culpa de los demócratas", advirtió el mandatario.

"Ciertamente no queremos ver un cierre", dijo, y agregó que "todo" está sobre la mesa y que tiene que analizar más los detalles del acuerdo bipartidista logrado el lunes por la noche sobre gasto y seguridad fronteriza.


Al respecto, legisladores demócratas y republicanos alcanzaron un acuerdo preliminar para proporcionar USD 1,300 millones para el muro de Trump, lejos de los 5,700 millones pretendidos por el presidente.

El senador demócrata Patrick Leahy consideró que probablemente será aprobado en el Congreso y quedará luego listo para la firma de Trump.

Nadie consigue todo lo que quiere en este tipo de acuerdos.

El presidente no precisó si firmará o vetará el acuerdo y dijo que realizará más tarde una reunión para discutirlo.

Los legisladores llevaban semanas negociando después de que el desacuerdo entre ambos sobre la seguridad fronteriza produjera entre diciembre y enero un cierre administrativo de 35 días, el más largo de la historia del país.


"Estoy considerando todo", apuntó al ser preguntado por esa posibilidad.
Sin embargo, los demócratas renunciaron finalmente a esa demanda, según The Washington Post.

Pero, además, a diferencia de otros estados fronterizos como Texas, Michelle Lujan es una de las convencidas de la idea de no apostar por el reforzamiento del Muro (que no frenará el éxodo que empuja desde Centroamérica), sino atacar las raíces de ese mal.

Trump también a amenazado con declarar la emergencia nacional, lo que le da poder para tomar fondos de las fuerzas armadas, aunque se prevé que esta opción genere una disputa judicial y nuevas recriminaciones políticas.

Dos proyectos de control de inundaciones del Cuerpo de Ingenieros del Ejército en el norte de California y los fondos de ayuda para desastres destinados a California y Puerto Rico son dos de los programas cuyos presupuestos Trump evalúa desviar de forma parcial.