Panamá domina equipo de estrellas de la Serie del Caribe

Posted Febrero 12, 2019

El herrerano Manuel Rodríguez, fue electo en la votación como el mejor entrenador.

El momento clave en el juego disputado en el Estadio Rod Carew llegó en la sexta entrada, cuando Víctor Mendoza logró sumar tres carreras para los Charros producto de un cuadrangular por el jardín derecho.

Allen Córdoba, en el octavo episodio se encargó de impulsar la tercera vuelta para el conjunto panameño con un sencillo por el prado izquierdo.

Como ha sido la tónica, el duelo de lanzadores se llevó la mayor atención de la afición, aunque en esta ocasión el estelar cubano Alfredo Despaigne no fue el hombre ancla en la ofensiva, con un hit en cuatro viajes al plato.


"No es un desafío ni una guerra pero va a ser un buen partido porque Cuba es un país al que Panamá casi no gana". La novena canalera realizó 42 inatrapables en 158 turnos al bate, con 25 ponches.

La final estuvo antecedida por el malestar los equipos contrincantes que la discutieron, al enterarse hace poco que por ser invitados no recibirán premios en efectivo.

Los Toros de Herrera son los actuales monarcas de la Liga de Béisbol Profesional de Panamá (Probeis), que para este torneo inesperado buscó los servicios de ex Grandes Ligas como Corpas, algunos jugadores panameños de las menores del béisbol estadounidense y refuerzos de Dominicana, Nicaragua y Venezuela. El abridor Harold Arauz se apuntó el éxito, al tiempo que Manny Corpas cerró el choque y se anotó su cuarto punto por juego salvado del torneo.

La derrota de los cubanos rompe también una estadística.


Si gana Cuba se propiciaría un triple empate, pues ese trío de equipos finalizaría con similar balance de dos victorias y par de derrotas.

Cuba aspiraba a la novena corona tras las conseguidas por Alacranes del Almendares (1949, 1959), Leones del Habana (1952), Elefantes de Cienfuegos (1956, 1960), Tigres de Marianao (1957, 1958) y Vegueros de Pinar del Río (2015). Romo fue el ganador del encuentro, mientras que Liván Moinelo cargó con el descalabro de Cuba.

El equipo centroamericano no iba a jugar esta Serie, pero fue invitado repentinamente debido al cambio de Sede.