"Nunca supe cuándo perdí el puesto" — Edwin Cardona

Posted Febrero 04, 2019

"Cuando me sacan venia en buen ritmo y la última vez que de pronto no jugué fue en el partido contra Cruzeiro de ahí nunca entendí por qué me sacaron".

Cardona confesó que a pesar de lesiones y dolencias que fueron apareciendo "seguí entrenando, haciendo parte de las terapias incluso contraté una persona para que fuera a mi casa y colaborara en mi recuperación porque nunca me gusta dejar de jugar".


Los últimos momentos en Boca Juniors, Cardona estuvo en el banquillo o relegado de los jugadores que iban en planilla para jugar.

"No quería terminar de la manera que terminé en Boca. Me sorprende lo que me pasó, de no estar en esos partidos tan importantes", dijo en diálogo con Fox Sports.


"Más allá de que quería quedarme, nunca nadie se comunicó conmigo o mi representante. La verdad me dolió", indicó el cafetero del Pachuca, que trazó un paralelismo con la increíble cifra que ofertó Boca por Marcos Acuña. "Era mi primera opción, pero no podía quedarme sin el pan y sin la torta", concluyó. Tampoco me dan la oportunidad de ir contra Palmeiras de visitante.

"Más de un compañero me felicitó por cómo me entrenaba, por la actitud, por no bajar la guardia". Pero nunca me dieron la oportunidad que necesitaba para de pronto seguir mostrando cómo jugaba yo. Supieron cómo me entregué, cómo sufrí, cómo me dolió. "Ver perder la final para mí fue durísimo y va a quedar marcado para toda mi vida". "Esos temas los dejo atrás y en ese momento uno debe respetar las decisiones técnicas".


"A mí me dijeron que lo más caro que habían pagado era por Román [Riquelme] cuando volvió del Villarreal". No le tengo rencor, sí me molestó lo que dijo en su momento de la 'actitud'. Yo quería jugar y darle una mano al equipo. "Le deseo lo mejor donde está, es un gran entrenador, es quien me llevó a Boca y por eso fue al primero que llamé para agradecerle por la oportunidad".