Es hora de comenzar la transición ordenada hacia un nuevo Gobierno — EEUU

Posted Enero 13, 2019

De igual forma recalcaron que cada uno de los magistrados que integran esta máxima autoridad judicial, ratifican su compromiso con el pueblo de Venezuela, así como la lucha por la justicia y la democracia.

Maduro subrayó que mientras la derecha busca mecanismos para desestabilizar el país, burlándose incluso de sus propios seguidores, el Gobierno Bolivariano continua trabajando, sin descanso, por Venezuela.

Asimismo, volvió a pedir la ayuda de "todos" para lograr una transición política en Venezuela, un país golpeado por la peor crisis económica de su historia. "El régimen de Maduro es ilegítimo y Estados Unidos continuará. trabajando para diligentemente restaurar una democracia verdadera en ese país", dijo.


"No hay ley internacional que pueda sostener esto, solo el desvarío de un grupo de Estados forajidos, que pretende pisotear la voluntad del pueblo venezolano", reclamó. El miembro de Aragua en Red, ratificó el apoyo a la Asamblea Nacional (AN), "hemos depositado esa confianza en la Asamblea Nacional como único Órgano Legitimo", declaró.

"Asumimos entonces la convocatoria a las Fuerzas Armadas, a la comunidad internacional al ejercicio de los artículos de nuestra Constitución 333, 350 y 233 para ejercer mandato", agregó sin confirmar expresamente que asume el cargo de presidente de la República como piden algunos sectores del antichavismo.

Maduro cuestionó la dirección de la oposición y calificó sus actos de "aventura".


Entretanto, la UE lamentó que se haya concretado la investidura del líder chavista después de hacer "caso omiso" al llamamiento para la celebración de unas elecciones democráticas y opinó que ello aleja una solución constitucional negociada.

El gobierno también señaló que la Unidad de Información Financiera emitirá un alerta al sector financiero y bancario sobre los riesgos de realizar operaciones con empresas públicas venezolanas o controladas por el Estado caribeño.

Diputados y simpatizantes de la oposición se reunieron al mediodía del viernes fuera de la sede de Naciones Unidas, un día después de que Maduro inició un segundo mandato de seis años en medio de un fuerte rechazo diplomático de gobiernos liderados por Estados Unidos. "No permitiremos la injerencia imperial", condicionando a la mayoría de sus vecinos de la región y la Unión Europea, que desconocieron su reelección del pasado 20 de mayo.


Ante unas 2.000 personas que gritaban consignas como "libertad", diputados y representantes de la sociedad civil expresaron que Maduro era "un usurpador" porque fue producto de elecciones ampliamente cuestionadas.