Tensión en el mar del Sur entre China y EE.UU

Posted Enero 11, 2019

Funcionarios de China y Estados Unidos culminaron este miércoles tres días de diálogos comerciales en Beijing, un plazo superior al planeado, generando amplias expectativas de evitar una guerra comercial que ha remecido los mercados y la economía global. "Ha sido bueno para nosotros", sostuvo a periodistas en el hotel de la delegación, sin dar más detalles.

Steven Winberg, secretario asistente de Energías Fósiles del Departamento de Energía, dijo que las conversaciones son positivas.

"Hemos dejado muy claro a China y también a EEUU que no aceptamos ningún tipo de acuerdo que distorsione la igualdad de condiciones y deje a las empresas europeas en una posición peor que en la que estamos ahora", dijo Katainen en una rueda de prensa.


Sin embargo, personas familiarizadas con las conversaciones le dijeron a Reuters el martes que las dos partes estaban más distanciadas en cuanto a las reformas estructurales chinas que la administración Trump está exigiendo para detener el supuesto robo y la transferencia forzada de tecnología estadounidense, y en cuanto a cómo se mantendrán las promesas de Pekín.

Tanto Estados Unidos como sus aliados envían aviones y barcos a la zona, cuya soberanía reclama China, en un señal para recordar a Pekín el derecho que tienen, amparados por la ley internacional, de pasar por esas aguas.

Autoridades estadounidenses se reunirán en Beijing esta semana con representantes chinos para mantener las primeras conversaciones cara a cara desde que el presidente estadounidense, Donald Trump y su par chino, Xi Jinping, acordaron en diciembre una tregua de 90 días en una guerra comercial que ha remecido a los mercados financieros.


"Pero mientras las reuniones terminaban en Pekín el martes por la noche, Trump tuiteaba: "¡Las conversaciones con China van muy bien!".

China se comprometió a comprar un "monto sustancial" de bienes y servicios agrícolas, energéticos y manufactureros de Estados Unidos, informó este miércoles la oficina del representante comercial de Washington tras el cierre de una ronda de negociaciones entre las dos economías más grandes del mundo. Por su parte, la delegación china estuvo encabezada por el viceministro de Comercio, Wang Shouwen, aunque el viceprimer ministro Liu He, uno de los principales asesores económicos de Xi, participó en una de las reuniones mantenidas el lunes, confirmó Lu.

El periódico dijo en un editorial que la postura de Pekín sigue siendo firme en el sentido de que la disputa perjudica a ambos países y perturba el orden del comercio internacional y las cadenas de suministro.