Tres montañistas y un guía murieron sepultados por una avalancha en Perú

Posted Enero 10, 2019

La tarde del último domingo se informó que tres turistas de nacionalidad española y un guía de montaña peruano fallecieron en un accidente mientras descendían del nevado Mateo, ubicado en la provincia de Carhuaz, región Áncash, en el interior del Parque Nacional Huscarán.

De acuerdo a El Comercio, los veinte miembros de la Unidad de Salvamento de Alta Montaña de Caraz de la PNP y la Asociación de Guías de Montaña del Perú se trasladaron a la zona, donde encontraron con vida a Rubén Darío Alva Diego (39); sin embargo, al poco tiempo murió.

Al menos diez policías de Alta Montaña trabajaron desde el domingo y durante todo el lunes en el rescate de los cuerpos, pero tuvieron que afrontar el impedimento del mal clima porque la lluvia retrasó las labores, además de que no existe buena comunicación con la zona cercana al nevado.


Adriá, Sergi, Gerard y Rubén, el guía peruano que los acompañaba, fallecían en la avalancha.

Un vocero policial explicó a Efe que los montañistas sufrieron la caída de un desprendimiento de nieve a 100 metros de la cumbre, cuando retornaban, y aparentemente uno se resbaló y jaló a los demás que iban atados a una cuerda.

Los cadáveres serán llevados a la morgue de Carhuaz (Áncash).


Otro montañero español que sobrevivió al accidente, identificado como Paolo Belmonte Calderón, de 26 años, se mantenía en un buen estado tras haber sido ingresado en una clínica de Huaraz. La Asociación de Guías de Montaña del Perú agregó, en un comunicado, que la avalancha arrastró los cuerpos proximadamente 200 metros y se presume que el accidente habría ocurrido alrededor del mediodía del domingo.

"El guía tenía mucha experiencia, pero los glaciares tienen muchas alteraciones por el cambio climático. Antes era más seguro escalar y ahora hay un cambio que sorprende a los guías de montaña", dijo Figueroa a medios peruanos.

El presidente de la Asociación de Guías de Montaña, Rafael Figueroa, declaró que el peruano fallecido tenía 12 años de experiencia en montañismo.


En Áncash se encuentra la Cordillera Blanca, una cadena de montañas de los Andes centrales cubierta de nieve, que es una de las regiones predilectas de los montañeros para hacer ascensos a sus picos y practicar deportes de aventura. Fue un montañero español, Pablo Belmonte Perelló, quien relató a la Policía peruana lo que ocurrió.