Llaman al ejército de Venezuela a sublevarse contra Maduro

Posted Enero 07, 2019

La Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), de contundente mayoría opositora, advirtió hoy que Nicolás Maduro usurpará el cargo de jefe de Estado a partir del 10 de enero, cuando jurará por un nuevo período de seis años, por lo que la Cámara trabajará a favor de una transición política en el país.

Resultaron electos los diputados Juan Guaidó, de Voluntad Popular, como presidente del Parlamento; Edgar Zambrano, de Acción Democrática, como primer vicepresidente; y Stalin González, de Un Nuevo Tiempo, como segundo vicepresidente.

Guaidó se comprometió a generar condiciones para un "gobierno de transición" que llame a elecciones.

En ese mismo sentido, el llamado Grupo de Lima, conformado por 14 países de Latinoamérica -que no incluye a Uruguay- consideró también que Maduro no debe asumir el próximo mandato y transferir el poder a la Asamblea Nacional.


Con respecto a la investidura de Maduro prevista para el 10 de enero, Guaidó señaló que la AN se encuentra ante una presidencia "usurpada, no vacante".

Esto se debe a que la oposición política venezolana y la comunidad internacional desconocen los comicios realizados el 20 de mayo pasado, y los califica de "fraudulentos" porque no participaron los partidos rivales ni hubo garantías electorales.

El desconocimiento de Maduro podría no ser factible pues las decisiones de la AN son anuladas por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), de línea oficialista, que ya declaró a la asamblea en desacato desde que la mayoría legislativa no chavista asumió en 2016.

"Nada surgirá de la Asamblea que pueda tener el menor impacto", comentó a AFP Peter Hakim, de Diálogo Interamericano, indicando que el órgano ha sido "despojado de su poder y autoridad".


En enero de 2017 la oposición declaró al mandatario en abandono del cargo, acusándolo de la crisis económica, cuya hiperinflación de un millón porcentual, provocó el éxodo de 2.3 millones de venezolanos desde 2015.

"Estamos atados de manos", admite Solórzano. Sus dichos se suman a los de opositores como Antonio Ledezma o María Corina Machado, quienes también exigen que el Legislativo instale de inmediato un "gobierno de transición" liderado por el presidente de la Asamblea.

Maduro, confrontado a fuerte rechazo popular pero con influencia en los demás poderes públicos, dice que lo tiene sin cuidado el reconocimiento de la oposición o de países que podrían romper o bajar el nivel de las relaciones, y cercarlo financieramente, como plantea el Grupo de Lima.

El presidente responsabiliza a opositores de un atentado en su contra con drones cargados de explosivos el pasado 4 de agosto, pero aún así dice que buscará un diálogo tras cuatro intentos fallidos. "En el último año, Maduro y su gobierno desmantelaron el estado de derecho", agregó más adelante. "No hay GPS constitucional, entonces tienes que inventarte una lucha para este nuevo contexto", opinó Salamanca.