Qué dice la declaración del Grupo de Lima sobre Nicolás Maduro

Posted Enero 05, 2019

El Grupo de Lima exhortó a Maduro a no asumir un nuevo mandato y transferir provisionalmente el poder a la Asamblea Nacional hasta que se realicen elecciones libres.

Las acciones en contra del gobierno actual de venezuela por parte de este bloque de 14 países, comenzaron luego de que se declarase roto el orden constitucional una vez que Maduro convocara elecciones el 30 de julio de 2017 para una Asamblea Nacional Constituyente, sin la participación de la oposición y la cual sin previo aviso asumió las funciones de la legítima Asamblea Nacional.

También consensuaron, "según lo permitan sus legislaciones internas, impedir a los altos funcionarios del régimen venezolano la entrada al territorio de los países del Grupo de Lima; elaborar listas de personas naturales y jurídicas con las que entidades financieras y bancarias de sus países no deberán operar o deberán tener una especial debida diligencia, prevenir su acceso al sistema financiero y, de ser necesario, congelar sus fondos y otros activos o recursos económicos".

Además, se va a suspender cualquier cooperación militar con Caracas para evitar la transferencia de armas.


El giro impreso por Ebrard rompe con el de su antecesor, Luis Videgaray.

La presencia del flamante canciller brasileño Enrique Araujo será una de las novedades del encuentro del grupo de Lima.

Maduro prestará juramento el próximo 10 de enero para gobernar hasta 2025.

Maduro reafirmó en una entrevista emitida por la televisión estatal venezolana el día de año nuevo su determinación de renovar su mandato presidencial y permanecer al frente del gobierno seis años más.


El régimen venezolano enfrenta una creciente presión internacional. En Brasilia, el jefe de la diplomacia estadounidense pactó con el recién posesionado presidente cooperar para impulsar los derechos humanos en Venezuela, y en su escala en Colombia elogió el compromiso del Gobierno de Iván Duque para restablecer la democracia y articular los esfuerzos regionales.

De ese total, dos millones y medio se encuentran entre Colombia, Perú y Ecuador, la mayoría en los dos primeros países, que hasta el momento concentran a más de un millón y medio de venezolanos.

También hicieron una mención a la crisis económica, humanitaria y social en esa nación, así como la crisis migratoria que ha generado en todo el continente, pidiendo de esa forma mayor apoyo de la comunidad internacional.