Apple rebaja expectativa de ventas debido a China y emergente

Posted Enero 04, 2019

Apple actualizó hacia abajo su pronóstico de ingresos en el primer trimestre de su año fiscal, transcurrido entre octubre y diciembre de 2018, cuando estimaba alcanzar una facturación de 84.000 millones de dólares. ¿El principal problema de la compañía?

El miércoles fue la primera vez que Apple emitió una advertencia sobre sus previsiones de ingresos antes de la publicación de sus resultados trimestrales desde que lanzó el iPhone en 2007. "La mayoría de nuestra rebaja en cuanto a ingresos previstos ha ocurrido en China con respecto al iPhone, Mac e iPad", apuntó Cook.

La baja venta en China, según Apple, es consecuencia de fricciones comerciales entre Washington y Pekín, entre las que destaca la aprehensión en Canadá (a instancias de Estados Unidos) de Meng Wanzhou, jefa de finanzas de Huawei.


Los fabricantes de chips que proveen de piezas a Apple eran los más golpeados. Las tecnológicas aglomeradas en el nasdaq composite marcan un fuerte descenso de 2,78%, a horas del arranque de la jornada bursátil.

No es la primera vez que se habla de una desaceleración del titán estadounidense de la tecnología, pero en esta ocasión Tim Cook, el CEO de Apple, ha tenido que enviar una carta a los inversionistas para explicar la causas de este retroceso, y según él, los culpables somos China y los mercados de países emergentes como México, aunque no particularmente.

Las acciones de Apple, cuya negociación fue suspendida antes de conocerse la noticia, cayeron un 7.7% en las operaciones posteriores al cierre de la sesión regular del mercado, lo que llevó el valor de mercado de la compañía por debajo de los 700,000 millones de dólares.


Varias grandes empresas de tecnología chinas también han reducido sus pronósticos en el último año, incluyendo a la empresa de comercio electrónico Alibaba Group Holding Ltd y al proveedor de búsquedas en internet Baidu Inc, que han citado el impacto de la guerra comercial con Estados Unidos. Sin embargo, el lanzamiento el año pasado de su teléfono más caro hasta la fecha -con un precio de venta de 9,599 yuanes (1,397 dólares)- coincidió con una desaceleración económica y del mercado de teléfonos avanzados.

El anuncio de Cook, que realizó a través de una carta a los inversores, confirma semanas de indicios tanto de la propia Apple como de su cadena de suministro, que sugerían que la compañía con sede en Cupertino, California, tiene dificultades para vender los últimos iPhones lanzados en septiembre.