Jueves y viernes, lluvia de estrellas

Posted Diciembre 14, 2018

La lluvia de estrellas gemínidas es considerada la mejor del año y puede ser apreciada cada 12 meses.

Esta lluvia de estrellas comenzó el día 4 de diciembre, pero no es hasta la madrugada del jueves 13 al viernes 14 de diciembre, cuando se podrán ver el mayor número de meteoritos.

La Administración Nacional Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) la considera una de las mejores y más apreciables lluvias de meteoros visibles desde la Tierra, informa la BBC. Además, tienden a verse de color amarillo.


"Desde entonces, las gemínidas han crecido hasta convertirse en una de las lluvias más importantes del año".

Durante la noche del viernes, desde las 22.30 horas, esta lluvia de meteoros se podrá ver en directo desde el Observatorio del Teide (Tenerife) a través de sky-live.tv, un canal que también retransmitirá imágenes en directo desde el Observatorio de Altas Energías HESS (Namibia) y desde el municipio de Olivenza (Badajoz).

Esta lluvia de estrellas, ¿de dónde sale? .


Las Gemínidas es de las más importantes en la región por la cantidad de meteoros que entran: llegan a unos 20 meteoros por hora, que se logran captar en un cielo habitual, con registros de hasta 253 entradas en total. "Evite mirar su teléfono celular, ya que arruinará su visión nocturna", dicen. De cualquier modo, quienes vivan en el hemisferio sur o en un lugar con demasiadas luces, o simplemente no quieran pasar frío, podrán verlo desde sus casas, durante la noche del 14 de diciembre.

El mayor número de gemínidas se esperan en la madrugada, a partir de las 02:00 horas cuando hay hasta 100 meteoros por hora. También puede ser que esos restos sean antiguos y pertenezcan a un tiempo en que sí fue cometa.

En condiciones adecuadas, como un campo sin nubosidad, alejados de los centros urbanos, se pueden alcanzar a ver entre 30 o 40 meteoritos por minutos, explica la NASA. Se trata de un fenómeno especial, dado que no tiene origen en algún meteoro, sino que proviene de un asteroide de nombre Phaethon (Hijo de Helios o El dios sol) descubierto en 1983.


Según la Agencia Iberoamericana para la Difusión de la Ciencia (DiCYT), este evento se produce cuando pequeñas partículas de polvo que proceden de cometas o asteroides colisionan con la atmósfera de la Tierra.