Fallece Josep Lluís Núñez, histórico ex presidente del Barcelona

Posted Diciembre 07, 2018

"Hoy podemos decir que el F. C. Barcelona y el Real Madrid somos los dos mejores clubes del mundo y mucho tuvo que ver Josep Lluís Núñez en sus 22 años de trabajo". Liderando la etapa dorada, aguantó en el cargo durante veintidós años, representando un mandato excepcional por el novedoso modelo de gestión que llevó a cabo y además, por el triunfo, transformado en títulos, que consiguió bajo el lema de "Per un Barça triomfant".


El memorial dedicado a Josep Lluís Núñez, presidente del Barcelona de 1978 al 2000, fallecido este lunes, vivió en el día de su apertura un desfile incesante de personalidades del mundo del deporte, de históricos del club azulgrana y de socios barcelonistas. Además, repitió victoria en las elecciones de 1989 ante Sixte Cambra y en 1997 frente a Ángel Fernández.


Florentino Pérez asistió a presentar sus respeto a Josep Lluís Núñez en el memorial que el Barcelona ha habilitado a su expresidente en el Camp Nou. El constructor y promotor inmobiliario, de 87 años, dejó este mundo después de convertirse en el presidente más longevo de la historia del club azulgrana. En sus 22 años en el cargo, el equipo de fútbol conquistó 27 títulos, entre los que destacan siete Ligas, seis Copas del Rey, cuatro Recopas de Europa y la primera Copa de Europa.


Fue también el artífice de fichajes relumbrantes, con nombres como el alemán Bernd Schuster o el argentino Diego Armando Maradona, a los que seguirían, entre otros, Ronald Koeman, autor del gol que dio la primera Copa del Europa al Barça, los brasileños Ronaldo y Rivaldo o el búlgaro Hristo Stoichkov. También mantuvo la política de secciones tan tradicional en el club azulgrana. En agosto de 2015 volvió a ingresar en la cárcel que rebajó la sentencia a dos años. Núñez, que compaginó su presidencia en el club blaugrana con su vertiente empresarial al frente de la promotora inmobiliaria Núñez i Navarro, siempre será relacionado con Johan Cruyff, con quien mantuvo, en términos periodísticos, una intensa relación amor-odio.