El último adiós a George Bush

Posted Diciembre 07, 2018

Arribo del féretro de George HW Bush a la Catedral Nacional de Washington. "Papá, te quiero. Has sido un gran padre", le dijo Bush hijo.

Los ex mandatarios asistieron a la misa junto a sus respectivas esposas, Michelle, Hillary y Rosalynn.

George W. Bush se quiebra en el funeral de su padre y al recordar sus últimas palabras
Afectuoso gesto: Bush le dio un caramelo a Michelle Obama en el funeral de su padre - Mundo | Diario Panorama

El príncipe Carlos de Inglaterra, la canciller alemana Angela Merkel; el rey jordano Abdalá II y la reina Rania; y los expresidentes de Polonia, Lech Walesa, y de México, Carlos Salinas de Gortari, estaban entre los invitados.

"Me mostró lo que significa ser un presidente que sirve con integridad, lidera con coraje y actúa con amor en su corazón por los ciudadanos de nuestro país (...) Cuando se escriban los libros de historia, dirán que George H.W. Bush fue un gran presidente de Estados Unidos", expresó Bush hijo. Visiblemente emocionado, Bush puso de relieve el carácter optimista de su padre y aseguró que lo que más le gustaba hacer era reírse, "sobre todo de sí mismo". "Un hombre grande y noble, el mejor padre que un hijo o una hija podría tener".


La mascota acompañó al exjefe de Estado desde que murió su esposa Bárbara hasta su fallecimiento, el pasado viernes a los 94 años. El cachorro ha conmovido por su lealtad, pues no abandonó al expresidente desde que su cadáver llegó al Capitolio hace tres días.

Durante su gobierno lideró la difícil transición de la Guerra Fría con la extinta Unión Soviética y condujo exitosamente a su país en la Guerra del Golfo, tras la invasión de Saddam Hussein de Kuwait. Bush hijo, en cambio, saludó a todos con cordialidad e incluso le dio una golosina a Michelle Obama, su "compinche" según ella en los actos oficiales, como había hecho ya en septiembre en el funeral del senador John McCain. Pero fue claramente derrotado en las presidenciales de 1992 -cuando buscaba la reelección- por Bill Clinton. Después de las exequias, el féretro del expresidente será trasladado a Texas de nuevo, para recibir el jueves un último adiós por parte de su familia.


El recorrido de este tren finalizará en la localidad de College Station (Texas), a unas 10 millas (160 kilómetros) de Houston, donde será enterrado en su biblioteca presidencial junto a su mujer y su hija Robin, que falleció con tan solo 3 años de edad enferma de leucemia.