Macron cede ante los 'chalecos amarillos': no habrá subida de los carburantes

Posted Diciembre 06, 2018

La protesta desembocó el sábado en violentas manifestaciones en París y otras ciudades con incendios de automóviles, locales comerciales, un peaje en una autopista y la sede de una prefectura.

Esta es la primera vez que Macron, que llegó al poder en mayo 2017 con una agenda reformista, retrocede ante la presión de las calles.

"Si los acontecimientos de los últimos días demostraron algo, eso es que los franceses no quieren que suban los impuestos".

El primer ministro de la República, Édouard Philippe, se pronunció este martes al respecto de los 4 fallecidos que han registrado por las protestas de los "chalecos amarillos" que han generado pánico en las últimas semanas, en Francia.

Aunque un grupo de manifestantes, que consideró "satisfactorias" las medidas del Gobierno, levantó el bloqueo de un depósito de carburantes en Brest, otros mantienen el pulso. "Primero porque nació en las redes sociales [.] y segundo porque recurre a un nuevo modelo de organización", desligado de los cuerpos intermediarios.


La mayor parte de los cabecillas de los "chalecos amarillos" habían advertido desde este lunes que no irían a la cita en señal de protesta por la actitud inflexible del Gobierno.

El ministro del Interior, Christophe Castaner, anunció que desplegará más fuerzas del orden este sábado.

La respuesta del gobierno es urgente en momentos en que el clima de protesta parece extenderse a otros sectores.

Hay jubilados, artesanos, obreros, pequeñas empresarias y cuidadoras.

Por ahora, los "chalecos amarillos" gozan de un amplio apoyo público.


Se llaman Michel, Marine, Dominic, Arnald o Marie.

Una de las quejas más repetidas es que Philippe no haya hablado de restablecer el ISF, el impuesto de solidaridad sobre la fortuna, que gravaba a los más ricos y se suprimió pocos meses después de la llegada de Macron al Elíseo, remplazado por un impuesto al patrimonio inmobiliario.

En una conferencia de prensa brindada en el marco del cierre del encuentro internacional organizado por la coalición oficialista cambiemos, el francés no dejó pasar la oportunidad de cargar contra los llamados "chalecos amarillos", quienes quemaron autos y saquearon bancos en el corazón de París.

Además de la suspensión del alza a las gasolinas, los manifestantes exigen aumentos salariales y a las pensiones, reducción general de los impuestos... y que sea reinstaurado el impuesto patrimonial que se cobraba a las personas más adineradas. Muchos han votado, aunque otros tantos se han abstenido de forma recurrente.

La oposición de izquierda y de extrema derecha, que se subió a la ola de los "chalecos amarillos", también exige una vuelta a las urnas anticipada, pero sólo para renovar la Asamblea Legislativa.