Hombre violó a su perro varias veces y murió por una infección

Posted Diciembre 01, 2018

Los perros son uno de los ejemplares con una gran preferencia en el mundo.

En Mallorca, España, salvaron a un perro que era violado por su dueño.

Después de ello el animal fue rescatado y allí descubrieron lo que había ocurrido con él todo ese tiempo: "El trauma es tan grande que aún no está apto para la adopción", manifestó la mujer que ahora cuida de él, asegurando que arrastra secuelas de hace un año y medio.


Y es que, según las declaraciones de Marga, el perro no dejaba que te acercaras a su parte trasera.

Gallego hizo los estudios pertinentes y concluyó que el perro había sufrido abusos sexuales.

El caso lo denunció la veterinaria Marga Gallego, quien recató al perrito llamado "Wolfi" luego de quedar en la calle tras la muerte de su dueño. Aunque las agresiones las padeció en el 2016, esta es la hora en que no pueden bañarlo, cortarle las uñas pues "se pone muy agresivo". Ella hace más de 20 años se dedica al rescate y rehabilitación de animales y muchos de ellos son recuperados de casas donde se practica la prostitución. En Dinamarca, hasta hace poco, era legal tenerlos en los burdeles y a esos lugares llegaban autobuses llenos de turistas. "Esos animales abusados sufren igual que una mujer o un hombre".


Aunque en los clubes están prohibidos, en las viviendas suelen tener animales por si algún cliente lo solicita para mantener sexo.

Elena, exprostituta, asegura que es algo habitual, "recuerdo una noche, un hombre pagó para acostarse con todas las chicas de la casa".

Estos animales, utilizados en prácticas zoofílicas, pueden presentar laceraciones en el pene, desgarros anales y vaginales. "Cuando se cansó de nosotras, se enteró de que el chofer tenía un perrito y lo pidió para tener sexo".


"Hay veces que hay que intervenir quirúrgicamente los desgarros, pero el tratamiento es sobre todo emocional. Al final se conformó con que el perro estuviera presente mientras se seguía acostando con nosotras", añadió el periódico español. "El problema es que el abuso sexual animal está infradiagnosticado porque sólo nos llegan los que están muy mal", asegura Gallego.