Fernando Alonso saldrá segundo en las 6 Horas de Shanghái

Posted Noviembre 18, 2018

El Toyota número 7 logró la mejor media de la calificación, en la que participaron los dos compañeros de 'Pechito', el japonés Kamui Kobayashi y el inglés Mike Conway, que promediaron un minuto, 42 segundos y 931 milésimas para cubrir los 5.451 metros de la pista china. "Veremos qué se puede hacer en carrera, pero ojalá podamos acabar otra vez primero y segundo", explicó.

Fernando Alonso y Toyota buscan la victoria en las 6 Horas de Shanghái, la última temporada del año 2018 para el Mundial de Resistencia, cuya temporada terminará en junio de 2019 con la próxima edición de las 24 Horas de Le Mans.

Aunque, de momento, y al haberle puesto ya la equis a Le Mans, el principal objetivo de Alonso se centrará en ganar el WEC, que lidera junto a sus compañeros con 84 puntos, trece más que el trío que integra 'Pechito', que no intervino en la calificación.


Cayó agua el jueves y viernes; y se prevén lluvias más fuertes durante la carrera, pero no las hubo este sábado en Shanghái, donde durante las primeras horas del día lució el sol.

"Y tenemos que hacer una carrera perfecta otra vez para asegurar el primer y el segundo puesto", indicó Alonso, al que no le sorprendió la velocidad de los Rebellion, que saldrán terceros con el coche que pilota el brasileño Bruno Senna, sobrino del mito fallecido, el suizo Neel Jani y al alemán Andre Lotterer.

El francés Thomas Laurent (Rebellion Racing) consiguió el tercer tiempo más rápido, con 2m. 02s.


Regresó la normalidad y los coches japoneses ocuparon los dos primeros puestos en la cronometrada principal, en una jornada en la que poca información se pudo sacar con miras a la, sobre el papel, lluviosa carrera de este domingo (a las once, 3:00 horas GMT).

Dudas para la carrera: "Hoy tampoco hemos trabajado mucho en seco sabiendo que iba a llover mañana, así que bueno, toda la información de ayer será la más válida, la que vamos a intentar estudiar esta noche".

El BR Engineering BR1 del equipo SMP Racing, primer coche por detrás de los híbridos oficiales de Toyota y primer coche privado, pilotado por Stéphane Sarrazin, Matevos Isaakyan y Egor Orudzhev, se quedó finalmente a 4 segundos del mejor tiempo.