Lo veo mejor a River

Posted Noviembre 10, 2018

"Queremos que la final Boca-River no sea un negocio de pocos sino una fiesta para todos".

El partido terminó 2-2 con goles anotados por el peruano Víctor Benítez y el brasileño Valentim para el visitante, y el brasileño Moacir y del español Pepillo para el anfitrión.

Los dos clubes, surgidos en el barrio porteño de La Boca, tuvieron un paso durante su centenaria vida por el sur del cinturón urbano bonaerense. El equipo 'millonario' se mudó de la Dársena Sur a Sarandí, en 1906, a un predio cedido por José Bernasconi, director de los almacenes navales Dresco. River va a ganar.

En tanto, el conjunto Xeneize, en 1914, en la imperiosa necesidad de una casa propia, se mudó a Wilde, que provocó un fuerte descenso de cantidad en sus socios.


Vivió su primer súper clásico con el Boca Juniors en el torneo Clausura del año 2000, estrenándose con un gol en La Bombonera.

El superclásico solamente se disputó en cinco oportunidades fuera de los límites de su país: 1955, 1978, 1984, 2002 y 2014.

Tomando en cuenta la final entre River Plate y Boca Juniors, la venta de boletos para las finales de Copa Libertadores ha significado 24.3 millones de dólares.

Todas las miradas estarán fijas en lo que ocurra en el estadio del Boca Juniors desde las 3:00 p.m., donde no habrá seguidores de River por motivos de seguridad y por decisión de los presidentes de ambos clubes, que argumentaron que eso supondría reducir el aforo de ambos estadios para los hinchas locales. Tres con la 'banda roja' (1955, 1956 y 1957) y otras tres con la 'azul y oro' (1962, 1964 y 1965). El equipo local ganaba 1-0 y, faltando cinco minutos, se cobró un penal para River que Antonio Roma le atajó a Delem para un hito que quedó en la historia del fútbol argentino.


Uno de los duelos más esperados de la historia del fútbol ha llegado por fin.

TRAGEDIA. El 23 de junio de 1968 en el Monumental se produjo una avalancha humana y murieron 71 personas (en su mayoría simpatizantes de Boca) y hubo más de 100 heridos.

La final entre Boca Juniors y River Plate reunirá a 111,266 aficionados en los dos estadios sede y dejará una derrama económica por venta de boletos de 7.1 millones de dólares, que significa el mayor volumen de negocio en taquilla y la mayor cantidad de aficionados en la serie de juegos para una final de Copa Libertadores, al menos en los últimos cinco años. Un partido que se ha llevado la atención del planeta deportivo.