Tiroteo en un bar de California deja 12 muertos y 12 heridos

Posted Noviembre 09, 2018

Al sospechoso, quien falleció durante el ataque, lo identificaron como Ian Long, de 28 años de edad; lo que le convirtió en la víctima número 13.

Un sujeto con barba y sombrero, entró a un bar en California donde se celebraba una fiesta universitaria, arrojó granadas de humo, atacó al vigilante de seguridad y abrió fuego al techo con una pistola negra. Para poder escapar del lugar, algunos lanzaron sillas contra las ventanas.

Al menos otras doce personas resultaron heridas, informó a los medios Geoff Dean, el sheriff del condado de Ventura, donde se encuentra el local.


Un hombre de 24 años, identificado como Carl Edgar, habló con The New York Times sobre lo acontecido en el bar y afirmó que él tenía amigos que sobrevivieron tanto al tiroteo de Las Vegas del 1 de octubre de 2017, el cual dejó 58 muertos, como al de este jueves.

Ron Helus fue abatido de forma inmediata por el atacante, dijo Dean. Aseguró el perímetro y luego sacó a Helus de la línea de fuego, informó CBS Los Angeles. Se le sumaron después varias de las personas que se encontraban dentro. Dean señaló que no estaban claras las circunstancias de la muerte del atacante y que se desconocían su identidad y motivación.

"La de ahí dentro es una escena horrible", dijo Dean en una conferencia de prensa en el estacionamiento del negocio. "Todos han sido transportadas a hospitales", agregó.


Asistentes al bar cargan a uno de los heridos en el tiroteo del miércoles por la noche.

"Fue realmente aterrador", dijo Whitler a la cadena KABC-TV en el estacionamiento del bar. Pero a los pocos segundos comenzaron de nuevo los disparos. "Seguí escuchando disparos después de que todos salieran", comentó.

Ubicada a unas 40 millas al oeste de Los Ángeles, Thousand Oaks fue recientemente clasificada como una de las ciudades más seguras del país.


El bar es frecuentado por estudiantes de tres universidades cercanas, la de Malibú, la de Pepperdine y Cal Lutheran. Vía Twitter destacó además la "gran valentía" que mostró la policía. La Policía de Tránsito de California estaba en escena en 3 minutos; el primer oficial entrando al tiroteo numerosas veces. Ese sargento del alguacil murió en el hospital.