Presidente de Cuba se reúne con Kim Jong Un en Pyongyang

Posted Noviembre 09, 2018

Los ejercicios, el llamado Intercambio Marítimo Coreano, habían quedado suspendidos indefinidamente en julio tras el encuentro en Singapur entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong Un, que parecía abrir la puerta a una histórica reconciliación para una península, la coreana, que llevaba más de 60 años sin acuerdo de paz.

Díaz-Canel, quien estará en la nación asiática hasta el martes, tuvo su primer encuentro como mandatario con Kim.

Recordó que el PTC y el gobierno de Corea del Norte mantienen la posición invariable de ampliar y desarrollar más, conforme a las nuevas demandas contemporáneas, las tradicionales relaciones de amistad y cooperación con el pueblo cubano, consolidadas de generación en generación.


En respuesta, Díaz-Canel dijo que estaba dispuesto a "enfrentar todos los retos planteados por las fuerzas hostiles".

La República Popular Democrática de Corea (RPDC) despidió este lunes al presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, con un impresionante espectáculo de gimnasia popular masiva, el festejo Arirang.

Y lo hace, subrayó, sin doblegarse ante las duras sanciones y presiones de los imperialistas, en acato al legado del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, y bajo la dirección de Raúl Castro y Miguel Mario Díaz-Canel.


Durante el fin de semana, Pyongyang utilizó sus medios de comunicación para criticar a Estados Unidos por su continuo respaldo a las sanciones, una herramienta política que Washington también ha utilizado con Cuba y Rusia, e insinuó que podría reiniciar con su desarrollo nuclear si Washington no cambia su postura.

Pionyang lanzó esta advertencia a EEUU a través de un comunicado de un alto cargo del Ministerio de Exteriores, distribuido este domingo por la agencia estatal KCNA en un momento marcado por la falta de avances en las conversaciones entre ambos países.

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo el domingo en una entrevista que se reunirá "esta semana" en Nueva York con el número dos del gobierno de Corea del Norte, Kim Yong Chol.


No se aportaron más explicaciones, pero Pyongyang insta a que se alivien las sanciones dictadas por su programa armamentístico, mientras que Washington insiste en que deberían seguir en vigor hasta la desnuclearización de Corea del Norte. Corea del Norte se defendió asegurando que las armas se trasladaban para ser reparadas y que después serían devueltas.