Ecuador: Trasladan a Jorge Glas a un hospital por deterioro de salud

Posted Noviembre 09, 2018

El exvicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, fue trasladado a un centro asistencial en las últimas horas del martes por problemas en su estado de salud tras 17 días en huelga de hambre.

El exvicepresidente fue trasladado hasta la cárcel de Latacunga el pasado 22 de octubre, desde la cárcel 4, en Quito.

El gobierno ecuatoriano informó entonces que Glas era llevado a Latacunga por "razones de seguridad".

"La salud del ex vicepresidente Glas se ha deteriorado mucho".


Además Loor responsabilizó al Gobierno por el "estado actual y vida" de su defendido. Si bien no estaba preso, tenía prohibido salir del país y debía comparecer cada dos semanas ante un juez. "¡Se han violado todos sus derechos!".

"La valoración de los profesionales dan cuenta que es un paciente despierto, consciente y coherente", dijo el doctor Édison Ramos, director técnico encargado de la referida casa de salud perteneciente al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.

"El Gobierno Nacional se compromete a dar las atenciones que corresponde a las personas privadas de libertad en igualdad de derechos", aseguró.

Anne-Dominique Correa, hija del expresidente Rafael Correa, también se unió al pedido colectivo.


Glas fue condenado a seis años de prisión por asociación para delinquir y recibir millonarios sobornos en el marco del gigantesco caso de corrupción propiciado por la empresa brasileña Odebrecht.

Glas fue ingresado a un sanatorio de Quito para "precautelar su salud" debido a que desde el 21 de octubre "se declaró en huelga de hambre", señaló la cartera en un comunicado.

Glas, vicepresidente de Correa entre 2013 y 2017, fue reelegido para un nuevo periodo en binomio con el presidente Lenín Moreno, pero perdió su cargo en enero al estar preso por el caso Odebrecht.

"La padece desde hace años y afecta gravemente a su sistema inmunológico", aseguró al denunciar el traslado a otra prisión cuando la sentencia que le llevó a seis años de prisión no es firme y está pendiente de apelación.