Esperan la llegada de hasta 5 mil migrantes centroamericanos a la CDMX

Posted Noviembre 06, 2018

"Es muy importante que puedan moverse pronto de Veracruz hacia a otros lugares; por eso les ofrecimos transporte para que, si es posible, pueden moverse mañana a la Ciudad de México o al lugar que ellos deseen", anunció Yunes en un mensaje de video difundido en Twitter.

El secretario de Gobierno de la Ciudad de México, Guillermo Orozco, reportó que hasta el momento han sido registrados dos mil 200 migrantes centroamericanos en el albergue de la Magdalena Mixhuca, ubicado en la alcaldía de Iztacalco. Estas obras se conocían desde hacía semanas.

Los migrantes decidieron seguir a pie hasta Ciudad Isla, Veracruz. Los migrantes se mostraron sorprendidos y decepcionados por la decisión y no estuvo claro de inmediato qué harían el sábado.

El jefe de Gobierno de Ciudad de México, José Ramón Amieva, explicó en una entrevista a Milenio Televisión que la acogida de los migrantes centroamericanos es "un asunto humanitario" y sostuvo que la capital está preparada para recibir a las 5.000 personas que se dirigen a la ciudad. Entre los días martes y miércoles, se estima que otras 3.000 personas, que integran el contingente más grande, entren a la ciudad.


Autoridades, indican que la administración del ayuntamiento de Córdoba en Veracruz contrató varios autobuses para trasladar a los migrantes hacia el estado de Puebla.

Seis millones de pesos fueron autorizados por el Congreso de la Ciudad de México para atender a los integrantes de la caravana migrante de Centroamérica que pasan por la capital rumbo a Estados Unidos.

Ante la dispersión de la caravana, el Centro de Orientación al Migrante (Comi) albergó a unos 100 hondureños durante esta semana, en su camino a la Ciudad de México.

Las autoridades mexicanas dicen que han comenzado a procesar solicitudes de asilo para más de 2.700 centroamericanos que llegaron con esta caravana.


Por su parte, los integrantes de una tercera caravana de migrantes, en su mayoría provenientes de El Salvador, quedó varada en Tapachula, Chiapas, tras cruzar la frontera entre México y Guatemala.

La boda se realizó la noche del sábado, y al día siguiente una parte de los migrantes siguió su ruta hacia los Estados Unidos.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha amenazado con movilizar hasta 15.000 efectivos a la frontera con México para impedir el paso de los migrantes.