Exvicepresidente Rodrigo Rato ingresa a prisión por caso de "tarjetas black" — España

Posted Octubre 28, 2018

Rodrigo Rato Figaredo, el hombre que fuera ministro estrella del Gobierno Aznar, poderoso vicepresidente, director gerente del FMI y mandamás de Caja Madrid, es desde ayer un preso más de la cárcel de Soto del Real. A las 13 horas llegó, en un coche conducido por su esposa, a la explanada de la puerta de la cárcel.

Rodrigo Rato ha asumido este jueves sus errores y ha pedido perdón a quienes se hayan sentido afectados o decepcionados.

El penado sí perdió la flema cuando, al acabar, le siguieron las cámaras: "Por favor ¿es necesario que me persigáis?"

Rato está pendiente de un recurso al Constitucional (EFE).
).


Si en la sentencia de las tarjetas opacas de Caja Madrid se destacaba que fue Rato el que "mantuvo y extendió" una práctica inadmisible, en el caso Bankia, cuya instrucción se prolongó cinco años, la Fiscalía señala directamente al entonces presidente por "encarnar el ficticio mensaje de solvencia y buenas perspectivas", amparándose en el prestigio que le conferían sus antiguos cargos en la cartera de Economía y en el FMI.

Su primer día en prisión no fue ajetreado.

Según marca el procedimiento habitual de ingreso en un centro penitenciarios, la prisión abrirá un expediente personal con la información actualizada sobre su situación procesal y penitenciaria, unos datos que se incluirán en los ficheros informáticos gestionados por la Administración.

Según fuentes penitenciarias, Rato se está adaptando "perfectamente" a la rutina penitenciaria. Ahí se anotarán además las visitas, los permisos y los informes de la junta de tratamiento. Los recién llegados a Soto aterrizan en un módulo de ingresos durante 24 horas.


Al igual que ha hecho con otros siete condenados, la Audiencia Nacional tiene que decidir si, efectivamente, suspende su ingreso en prisión o rechaza la petición formulada en sus escritos.

Situada a casi 50 kilómetros del centro de la ciudad y construida en 1995, Madrid V -nombre oficial del centro- es una de las prisiones célebres de España, al haber alojado en alguna de sus más de 1.000 celdas a personajes como el expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, o más recientemente a los expresidentes de la ANC y Òmnium Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, respectivamente, y el expresidente del F.C Barcelona, Sandro Rosell.

Su entrada a la cárcel lo convierte en el político español de mayor rango entre rejas, por encima de otras figuras que están en la cárcel, como el extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas.

Todos deberán ingresar de forma inminente en un centro penitenciario, cosa que ya hicieron tras la confirmación de la sentencia en el Tribunal Supremo el ex secretario de Estado de Hacienda Estanislao Rodríguez Ponga y el exdirigente de CCOO Antonio del Rey.


Es el quinto condenado por las tarjetas black que entra en prisión.