Google cobra a fabricantes de smartphones europeos por sus apps

Posted Octubre 22, 2018

Google comenzará a cobrar a los fabricantes de smartphones para instalar su paquete de aplicaciones dentro de los equipos que serán comercializados en Europa.

Esta licencia, una cuantía fija por dispositivo, busca compensar las posibles pérdidas derivadas del descenso de búsquedas que podría darse a raíz de los cambios y se deja en manos de los fabricantes la posibilidad de compensar esta tasa cargándosela a los consumidores, lo que se traduciría en una subida de precios en los terminales, o a los desarrolladores de apps.


Google viene ahora a anunciar, por un lado, a que han llevado a cabo la presentación de su apelación a la decisión de la Comisión ante el Tribunal General de la Unión Europea durante la pasada semana, y de manera simultánea, aplicará cambios que acuerdos de licencias con los fabricantes de teléfonos con el objetivo de cumplir con dicha decisión, informando de ello también a la propia Comisión Europea. Eso sí, sólo para los dispositivos vendidos en Europa. Las empresas ya no tienen la obligación de instalar Google Search y el navegador Chrome. En relación a este punto, también lanzarán nuevos acuerdos comerciales con los socios para la pre-instalación no exclusiva de la aplicación de Búsquedas y de Google Chrome. "Android seguirá siendo gratuito y de código abierto", escribió Hiroshi Lockheimer, vicepresidente de plataformas y ecosistema de Google, en el blog de la empresa y de este modo se hizo oficial un anuncio que se veía venir.

Google Chrome irá por separado de la Play Store, con lo cual se puede aceptar por separado cada cosa sin necesidad de comprar las licencias para ambas. Esto quiere que desde ahora podrás ver dispositivos basados en forks de Android, con aplicaciones que no son las oficiales de Google. Algo que no es nuevo y que ocurre a día de hoy, por ejemplo, en los dispositivos de Amazon o en China, donde Google no opera (aún).


Ahora las compañías deberán pagar por implantar la Play Store en sus dispositivos, la cual podemos caer en el error de creer que es parte de Android pero en realidad es un servicio adicional de Google.

La característica de la que estamos hablando es la de inicio de sesión automático en los sitios de Google, muchos usuarios lo consideraban una invasión a la privacidad, ahora Google ha retirado esta función en su nueva versión, pero no es lo único que ha cambiado. Asimismo, se desconocen las tarifas que impondrá Google por el uso de sus aplicaciones.