Bolsonaro: Problemas con las urnas impidieron mi elección en primera vuelta

Posted Octubre 13, 2018

"En la segunda vuelta no tiene cómo esconderse en una red social", sostuvo, en relación a la ausencia de Bolsonaro en los debates televisivos luego del ataque con cuchillo que recibió en septiembre durante un acto público.

Brasilia (enviado especial) - Los candidatos a la presidencia de Brasil queman el sábado sus últimos cartuchos para intentar convencer a los indecisos, la víspera de los comicios más polarizados del país, en los que el ultraderechista Jair Bolsonaro se presenta como el gran favorito.

Si bien no logró imponerse en primero turno, porque los estados del noreste, una de las regiones más pobres y más beneficiadas por las políticas de reducción de pobreza y desigualdad durante 13 años del PT, se mantuvieron como bastiones de la izquierda.

"Vamos al campo democrático con una única arma, el argumento; nosotros no portamos armas, vamos con la fuerza del argumento para defender a Brasil y a su pueblo, sobre todo a su pueblo más sufrido", dijo.


La expresidenta terminó en cuarta posición con 15.04% de los votos. Ya el conteo comenzó a entregarse a partir de las 19 horas e, incluso, Bolsonaro también obtuvo mayoría fuera del país.

Estas elecciones son importantes, además, porque con ellas se renuevan 513 miembros de la Cámara de Diputados, los 27 gobernadores de cada estado y dos tercios de la Cámara de Senadores.

Flavio Bolsonaro era hasta ahora diputado regional por Río desde 2003.

El candidato del Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad, afirmó que ya conversó con otros tres postulantes derrotados en la primera vuelta presidencial para sumar votos de cara al balotaje. Allí sostuvo que "llegaré a una segunda vuelta".


A partir de esto cobra relevancia el pronunciamiento de quien obtuvo el tercer lugar en las elecciones del día de ayer, Ciro Gomes.

Las últimas encuestas posicionaban al candidato ultraconservador con un 40% de intención de voto, frente a 25% para el representante del Partido de los Trabajadores.

El resultado deja a Bolsonaro a un paso del poder, aunque las encuestas publicadas hasta el día antes de las elecciones dicen que, en caso de la segunda vuelta, ahora confirmada, estaría técnicamente empatado con Haddad en torno a 45%, lo cual podría sugerir que al menos que ha llegado muy cerca de su techo.