Fallece Monserrat Caballé, famosa cantante de ópera española, a los 85 años

Posted Octubre 07, 2018

"Era la Caballé, la gran señora de la ópera, leyenda de la cultura universal, la mejor entre los mejores y capaz de descubrir nuevos espacios de creación con los más grandes", señala el escrito recogido en Twitter. En septiembre de 2017 fue ingresada en el hospital donde falleció a raíz de un problema de vesícula.

El próximo lunes a mediodía tendrá lugar el funeral en el Tanatorio de Les Corts, mientras que el velatorio comenzará mañana domingo a partir de las 14:00 horas.

En más de 50 años de carrera, la artista actuó cientos de veces en los principales escenarios del mundo junto a las mejores orquestas y repartos. "La expresividad de su depurada línea de canto, la increíble plasticidad dramática de sus interpretaciones vocales, aliada a su afán por explorar obras desconocidas u olvidadas, han colocado su nombre en la exclusiva galería de los más grandes cantantes de la segunda mitad del siglo XX", prosigue el mensaje remitido a los medios.


El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha destacado que la soprano Montserrat Caballé fue una "cantante única en el mundo de la ópera" y catalana universal. Pese a la humildad de su familia, su madre le dio clases de música y Caballé pudo ingresar en el Conservatorio Superior de Música del Liceo a los 11 años, gracias a una beca.

Fue en 1950, en el rol principal de La serva padrona de Giovanni Battista Pergolesi, en el Teatro Fortuny de Reus.

A lo largo de su carrera, Caballé interpretó 90 personajes en más de 40 óperas, a lo largo de 4 mil presentaciones. El 20 de abril de 1965 sustituyó en el Carnegie Hall de Nueva York a Marilyn Horne en "Lucrecia Borgia"', con un éxito arrollador, que luego repitió, con "Fausto", en la Metropolitan Ópera de la misma ciudad.


En un tuit, Colau ha escrito: "Barcelona se despide de una de las sopranos más importantes del mundo, referente de la música lírica y embajadora cultural internacional".

El tenor español Josep Carreras incidió en su calidad humana, una mujer "muy vital, muy sensible y entrañable".

Debutó en la ópera de Basilea (Suiza) en 1956 con "La Bohème", de Giacomo Puccini, y tras vivir dos años en Bremen (Alemania), en 1962 se estrenó con la ópera "Arabella" de Richard Strauss en su querido Liceo. Llegó a cantar ante sus ruinas cuando quedó destruido en 1994 a causa de un incendio y donó una cantidad importante de dinero para la reconstrucción.


Entre los distintos galardones que recibió está el Premio Principe de Asturias en 1991, en este caso junto a Victoria de los Ángeles, Teresa Berganza, José Carreras, Pilar Lorengar, Alfredo Krauz y Plácido Domingo.