Que curas chilenos no toquen nalgas ni genitales de niños, pide texto

Posted Octubre 04, 2018

Las conductas a evitar son "dar palmadas en los glúteos, tocar el área de los genitales o el pecho", besar en la boca a los niños, niñas, adolescentes o personas vulnerables, darles abrazos demasiado apretados, luchar o realizar juegos que implican tocarse de manera inapropiada, "recostarse o dormir junto a niños, niñas o adolescentes", entre otros.

El documento, firmado por el cardenal Ricardo Ezzati, se encontraba publicado en la web de la arquidiócesis capitalina, pero finalmente se optó por retirarlo.

La justicia chilena abrió hasta ahora 119 causas por casos de abusos sexuales y encubrimiento en el seno de la Iglesia católica y ha allanado varias sedes de obispados, algo poco usual en la historia de América Latina.


El portavoz de la CECh, diácono Jaime Coiro, aclaró que el único documento oficial de la Iglesia católica en Chile sobre el tratamiento de los graves delitos de abuso sexual contra menores de edad y la prevención de los mismos es el texto Líneas Guías "Cuidado y Esperanza", de 2015.

"El Arzobispado asegura que lo retiró de circulación porque deben corregir "ciertos contenidos que fueron traducidos de forma literal y que no son adecuados o que se prestan para interpretaciones incorrectas", aunque se supone que los religiosos deberían tener ciertos estándares como para conocer lo que está bien y lo que no debe suceder, en particular teniendo en cuenta que ellos son los que guían a los jóvenes 'por los caminos del Señor".

En tanto, en otro punto llamado "Conductas que pueden ser malinterpretadas y que, por lo tanto, hay que evitar", el documento indica que se prohíbe "violar la privacidad, mirando o sacando fotos mientras los niños, niñas, adolescentes o personas vulnerables estén desnudos, se visten o se duchan, además de usar un lenguaje inapropiado y soez". "Presentamos las disculpas del caso y publicaremos una nueva versión en el más breve plazo", señalaron desde la entidad.


Entre las recomendaciones se leen algunas como: “ No se puede jamás mostrar, proveer o facilitar a niños, niñas y adolescentes el acceso a cualquier material sexual explícito o moralmente inapropiado” o “bajo ninguna circunstancia se deberá ofrecer alcohol, cigarrillo o drogas a niños, niñas, adolescentes y personas vulnerables”.

Roncagliolo añadió que el documento será revisado "especialmente en algunos aspectos para decir con palabras muy nuestras lo que es delito es delito, lo que es crimen es crimen".

La Iglesia chilena señaló también que se trataba de un documento de trabajo que debía ser perfeccionado antes de entrar en vigencia a partir de abril de 2019.