Tras un fuerte terremoto Indonesia recibe pocas horas después un tsunami

Posted Setiembre 30, 2018

El 26 de diciembre de 2004, tras un fuerte terremoto frente a la costa de Sumatra, se generó un tsunami que mató a unas 230.000 personas en varios países del Océano Índico.

La agencia de desastres confirmó la formación del tsunami después de que varios vídeos domésticos mostrasen en las redes sociales como Palu, situada en una estrecha bahía, era impactada con fuerza por las olas.

El recuento de daños y fallecidos se ha dificultado ante los daños de algunas estructuras de comunicaciones, según indicó el ministerio de Comunicación e Información.

En un primer momento la BMKG emitió una alerta de tsunami tras el terremoto de 7.5 grados para advertir de olas de entre medio metro y un máximo de 3 metros en la zona de Palu, pero la retiró siete minutos después.


Un vídeo difundido en Twitter muestra cómo el tsunami alcanza tierra firme provocando escenas de pánico entre decenas de personas que se encuentran en la parte alta de una infraestructura, en busca de refugio.

Otro movimiento telúrico registrado horas antes en la zona destruyó algunas casas, provocó la muerte de una persona y dejó al menos 10 heridos, dijeron autoridades.

Técnicos de telecomunicaciones y transporte aéreo, médicos de la Cruz Roja y miembros de la Agencia de Búsqueda y Rescate son algunos de los que buscan supervivientes, asisten a los heridos y reparan algunas de las instalaciones dañadas.

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, llamó a la calma a la población.


El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) situó el hipocentro del terremoto, que se registró a las 18.02 hora local (7.02 de Argentina), a 10 kilómetros de profundidad y a 56 kilómetros al norte de la localidad de Donggala.

El aeropuerto de Palu permanece cerrado desde el viernes 28 tras resultar dañado por el sismo, que también afectó a puentes, hospitales y puertos.

Recordemos que al menos 557 personas murieron y casi 400.000 fueron desplazadas por cuatro terremotos de magnitudes entre 6,3 y 6,9 que sacudieron la isla de Lombok entre el 29 de julio y el 19 de agosto pasados.

Indonesia es propensa a los terremotos debido a su ubicación en el "Anillo de Fuego", una serie de volcanes y fallas tectónicas en la cuenca del Pacífico.