Papa Francisco expulsa a sacerdote chileno Fernando Karadima por abuso sexual

Posted Setiembre 30, 2018

Aunque Francisco reconoció su culpabilidad en el problema por no haberles creído a las víctimas, en un principio, prometió tomar medidas.

Pretch ya había sido separado de sus funciones sacerdotales en 2012, luego de denuncias de abuso sexual a menores y adultos. Ha sido criticada por las víctimas por considerarla demasiado leve y esencialmente un retiro con paga.

La expulsión de Karadima se produce en medio de un escándalo global de abuso sexual que ha sacudido su papado.


"Los católicos de Santiago y la gente de buena voluntad estamos llamados a acoger esta determinación del Santo Padre (.) y hacerlo con esa actitud de colaborar con la tarea propia de la Iglesia de reparar todo daño causado a las víctimas y también a todas las personas que han sufrido y sufren por este hecho", dijo Ezzati.

El decreto fue firmado durante este jueves, entrando en vigor de manera inmediata.

Astaburuaga además reconoce que la decisión del Papa se debe al trabajo que han hecho durante varios años las tres víctimas de Karadima, varios sacerdotes que han hecho un trabajo de acompañamiento silencioso y también, de forma especial, gracias al trabajo realizado por Charles Scicluna y Jordi Bertomeu quienes, a través de su informe, permitieron "descubrir la verdad para hacer más verdad y justicia". Las víctimas chilenas elogiaron la medida, que consideraron tardía.


El 21 abril de 2010 se había abierto la investigación formal por parte del ex Santo Oficio contra Karadima quien resultó culpable de abuso de su ministerio sacerdotal. Nunca pensé que vería este día. Francisco calificó las acusaciones contra Barros de "calumnias" con fines políticos y defendió su decisión de 2015 de nombrar a Barros obispo de una pequeña diócesis chilena a pesar de las objeciones de los fieles y de muchos jerarcas chilenos. Por lo tanto, agregó, "al perder la condición de clérigo, él mismo tiene que buscar dónde vivir", precisó el secretario general de la Conferencia Episcopal y administrador apostólico del obispado de Rancagua, Fernando Ramos.

Ésta es la segunda vez en un mes que Francisco ha laicizado a un sacerdote chileno, después de cinco años en que el Vaticano parecía favorecer las sentencias menos severas.

El 6 de septiembre de 2018, el Arzobispado de Santiago de Chile solicitó a la Corte de Apelaciones que se envíe un exhorto a la Secretaría de Estado del Vaticano para que entregue todos los antecedentes sobre los abusos perpetrados por Fernando Karadima.


El papa Francisco expulsó al sacerdote chileno, el padre Fernando Karadima, dijo el Vaticano en un comunicado el viernes.