Impone sanciones al equipo cercano a Nicolás Maduro

Posted Setiembre 26, 2018

"El presidente Maduro confía en su círculo cercano para mantener su control del poder, a medida que su régimen sistemáticamente saquea la riqueza de Venezuela".

Revisa el documento oficial en ESTE LINK.

El presidente de Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, pidió en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ayuda para "restaurar la democracia en Venezuela".


El Tesoro no brindó mayores detalles para explicar la decisión de incorporar a Flores en la lista de sancionados, más allá de identificarla como una integrante del círculo íntimo de Maduro, pero investigaciones realizadas por la Corte Federal en Miami han concluido que sus tres hijos estuvieron entre los grandes beneficiados de un esquema de corrupción que sustrajo hasta $1,200 millones de las arcas de Petróleos de Venezuela.

También el presidente agradeció a su par Donald Trump por imponer medidas similares a la vicepresidenta y al ministro de la Defensa, que para él demuestran que está rodeado de personas "dignas". "Continuamos sancionando a sus socios más leales que permiten que Maduro refuerce su control sobre los militares y el gobierno mientras el pueblo sufre", indicó el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en un comunicado en el que prometió que su departamento seguirá sancionando a los responsables del "declive trágico" del país. "Y tampoco podrá con Cilia", aseguró.

El hombre es señalado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos como el principal aliado comercial de Diosdado Cabello.


Trump atacó fuertemente la visión "mundialista" del planeta, compartida por muchos países que defienden el multilateralismo en la ONU y por la izquierda en Estados Unidos, y prometió: "Estados Unidos nunca pedirá perdón por proteger a sus ciudadanos".

"La etiqueta de la crisis humanitaria es la excusa para la intervención en Venezuela, ¿Cómo se logra?"

El gobierno de Duque será uno de los que este miércoles, junto a Argentina, Perú, Chile y Paraguay, firme una petición a la Corte Penal Internacional (CPI), con sede en La Haya, para que investigue a Venezuela por posibles delitos de lesa humanidad. ACNUR estima que unos 2,3 millones de personas han abandonado el país desde 2014.


El presidente estadounidense no quiso descartar una posible acción militar contra Venezuela, una posibilidad de la que avisó por primera vez en agosto de 2017. "No soy como Obama, que solía decir todo lo que iba a hacer", manifestó. "Y es un régimen que podría ser combatido fácilmente si las fuerzas armadas de ese país decidieran hacerlo", sentenció el mandatario estadounidense.