Atentado en un desfile militar deja decenas de muertos y heridos — Irán

Posted Setiembre 26, 2018

Irán responsabilizó hoy a "un régimen extranjero" patrocinado por Estados Unidos del atentado perpetrado contra un desfile militar en la ciudad de Ahvaz, en el suroeste del país, y advirtió de que dará "una respuesta rápida y decisiva".

"La respuesta de la República islámica a la más mínima amenaza será terrible", ha declarado Rohani, según un comunicado publicado en su página web oficial.

"Quienes aportan apoyo en materia de inteligencia y propaganda a estos terroristas tendrán que responder por ello", agregó Rohaní.

Además, el ministro de Exteriores iraní ha llamado a consultas al encargado de negocios de Emiratos Árabes Unidos. Un anterior balance dio cuenta de 24 muertos.


"Más de 53 personas resultaron heridas y están ingresadas en diferentes hospitales", añadió Irna.

Tres de los atacantes fueron abatidos a tiros durante los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad y hay uno detenido, informaron las agencias de noticias.

Ali-Hosein Hoseinzadé, vicegobernador de la provincia de Juzestán, citado por la agencia Isna, dijo que un periodista y "ocho o nueve militares" figuraban entre los muertos.

Varios medios iraníes señalaban que los asaltantes iban ataviados con vestimenta militar.


Testigos en el lugar de los hechos afirmaron que los atacantes abrieron fuego desde detrás del mencionado puesto militar y que probablemente trataban de aterrorizar a los espectadores en la ceremonia y matar a militares.

Varias mujeres y niños que asistían al desfile también murieron en el ataque, dijo la agencia estatal IRNA. El líder iraquí Sadam Husein pensaba que la población árabe de la región recibiría a sus soldados como liberadores, pero aquella se mostró fiel a Irán en su conjunto. Entre las víctimas mortales hay 12 miembros de la Guardia Revolucionaria.

El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, sostuvo que la responsabilidad por el ataque recae "en los patrocinadores regionales del terrorismo y sus instructores estadounidenses".

El ataque se enmarca en el inicio de la Semana de la Defensa Sagrada, a la que se ha dado comienzo este sábado con un desfile en Teherán en el que ha estado presente el presidente del país, Hasán Rohani.