Gobierno de EE. UU. sostuvo "reuniones secretas" con militares venezolanos

Posted Setiembre 10, 2018

La Casa Blanca, que se negó a responder preguntas detalladas sobre las conversaciones, dijo en un comunicado que era importante entablar un "diálogo con todos los venezolanos que demuestren un deseo de democracia" para "traer un cambio positivo a un país que ha sufrido tanto bajo Maduro ". Su nombre se encuentra en la lista de funcionarios venezolanos sancionados por el gobierno por corrupción.

Él y otros miembros del aparato de seguridad venezolano han sido acusados por Washington de una amplia gama de crímenes graves, incluyendo torturas a críticos, encarcelamiento de cientos de presos políticos, heridas a miles de civiles, tráfico de drogas y colaboración con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, o Las FARC, que es considerada una organización terrorista por los Estados Unidos.

Al final, los funcionarios estadounidenses decidieron que no ayudarían a los conspiradores, y el plan del golpe de Estado quedó estancado. "No obstante, la disposición del gobierno de Trump de reunirse varias veces con oficiales rebeldes que pretenden derrocar a un mandatario de este hemisferio podría resultar políticamente contraproducente", continuó el diario. "Esto caerá como una bomba" en la región, comentó Mari Carmen Aponte, una de las principales diplomáticas para América latina durante los últimos meses del gobierno de Barack Obama, antecesor demócrata del republicano outsider Trump.


"Más allá de la trama golpista, el gobierno de Maduro ya ha evitado varios ataques a pequeña escala, incluidas las salvas de un helicóptero el año pasado y la explosión de drones mientras daba un discurso en agosto". El presidente ha atacado frecuente y abiertamente al fiscal general, a quien reprocha especialmente haberse recusado de la investigación rusa sobre la supuesta colusión entre su equipo de campaña y Moscú.

El rotativo recordó que el año pasado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró que tenía una "opción militar" para Venezuela.

Durante las conversaciones, se habría planteado derrocar al Presidente sudamericano e instaurar un Gobierno de transición. "No iba a dudar de la información si provenía de ese mensajero".


Los funcionarios estadounidenses decidieron no proporcionar el material de apoyo y los planes se cayeron después de un operativo de represión en el que se detuvo a decenas de conspiradores.

El recuento de las reuniones clandestinas y los debates políticos que las precedieron se elaboró a partir de entrevistas con once funcionarios y exfuncionarios estadounidenses, además del excomandante venezolano.

Al menos tres grupos distintos de militares venezolanos han estado conspirando en contra de Maduro, de acuerdo con una fuente estadounidense, que reveló que uno de los militares se acercó a la administración a través de una embajada en Europa.