Nueva York investiga a 8 diócesis católicas por encubrir abusos a menores

Posted Setiembre 08, 2018

Ese organismo realiza una investigación civil sobre cómo los líderes de la Iglesia católica reaccionaban a las denuncias sobre abusos. En Nueva York la secretaria de Justicia no posee tal facultad, por lo que la participación de la fiscalía de distrito local resultaría crucial para cualquier acusación penal. Las citaciones forman parte de una investigación civil en curso por la oficina de la fiscal general del Estado de Nueva York, Barbara Underwood, sobre cómo las diócesis revisaron y ocultaron las denuncias de abuso sexual extensivo de menores, dijo la fuente, que pidió no ser identificada.

Underwood anuncio la investigación en Nueva York en un comunicado el jueves: "El informe del gran jurado de Pensilvania arrojó luz sobre actos increíblemente perturbadores y depravados del clero católico, asistidos por una cultura de secretismo y encubrimientos en las diócesis".

"Las víctimas en Nueva York también merecen ser escuchadas, y haremos todo lo que esté a nuestro alcance para brindarles la justicia que merecen", agregó, e instó a "todas las víctimas y cualquier otra persona a comunicarse" con la línea directa.


Además de la investigación, la fiscal abrió una línea directa, a través del teléfono e Internet, para invitar a víctimas y personas con información sobre casos de abusos por parte de la Iglesia católica a presentar una "queja" y ayudar así en dicha investigación.

Underwood persigue un endurecimiento de la ley en Nueva York, para permitir a las víctimas iniciar demandas civiles hasta 50 años y presentar cargos penales hasta los 28 años.

Otro revés para la Iglesia Católica sobre el tema que la corroe: el abuso sexual de menores por parte de clero.


"Toda la información de la víctima será útil para comprender y reformar el enfoque institucional de la Iglesia, independientemente de si un caso individual puede ser enjuiciado o no", apuntaron desde la oficina de la fiscal Underwood.

La Corte Suprema de ese estado publicó el pasado 14 de agosto un informe de un gran jurado que documentaba 300 casos de "sacerdotes depredadores" sexuales en seis diócesis, tras investigar denuncias de abusos a menores, elevando el número de víctimas a más de mil, lo que ha causado conmoción. El informe sobre Pensilvania fue el más amplio hasta el momento en Estados Unidos desde que el diario The Boston Globe expuso los abusos de la Iglesia en 2002 en Massachusetts.