Argentina agilizará cobro de préstamo del FMI este martes

Posted Setiembre 03, 2018

Y concluyó: "Confío en que el fuerte compromiso y la determinación de las autoridades argentinas serán fundamentales para conducir a la Argentina a través de las difíciles circunstancias actuales y, en última instancia, fortalecerán la economía en beneficio de todos los argentinos". En un intento por garantizar dólares, la autoridad monetaria intervino y subastó U$S 675 millones. En tanto, el índice Merval de las acciones líderes de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires subía más de 6% impulsado por las acciones de los bancos y las empresas energéticas.

Aunque las condiciones financieras son muy diferentes, los miedos de los argentinos se asemejan y el pesimismo sobre el futuro de la economía crece.

El FMI difundió la declaración de apoyo un día después de que el peso alcanzara su mínimo histórico.


Argentina anunció el miércoles que acordó con el Fondo Monetario Internacional un adelanto de fondos con el objetivo de llevar tranquilidad a los mercados en medio de rumores de que el país sudamericano no podría enfrentar sus obligaciones financieras.

En ese escenario, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, el personal del Fondo y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y su equipo tienen previsto reunirse el martes próximo para avanzar en el diálogo, aseguró Rice.

Argentina hizo público hoy un pacto con el FMI para el adelanto de un nuevo desembolso del crédito de 50.000 millones de dólares concedido al país en junio pasado, con el fin de eliminar "incertidumbre" en los mercados y afrontar el agravamiento de la caída del peso. El plan del macrismo es flexibilizar el acuerdo que los obliga a reducir el déficit fiscal a 1,3% del PIB en 2019 y llegar el equilibrio en 2020.


Según analistas, la volatilidad del mercado continuará hasta que no se conozcan los detalles del resultado de las conversaciones con el Fondo y el gobierno anuncie nuevas medidas económicas.

El acuerdo generó una calma provisoria y la moneda local continuó devaluándose.

La lira turca y el rand sudafricano también cayeron frente al dólar el jueves. La indomable alza de los precios ha acrecentado el malestar social y las protestas en las calles.