Se entrega presunta promotora del narcoviaje accidentado en Ecuador

Posted Setiembre 01, 2018

Las autoridades ecuatorianas pidieron este viernes oficialmente la circular roja a la Interpol para extraditar a Claudia Ximena Orozco, la organizadora del viaje que se accidentó en Ecuador y que venía cargado de droga. "Simplemente me dijo que fuera a pasear y cuando volví me dijo que si la había pasado bien y si me había gustado, yo le dije que sí y meses después fue cuando me ofreció el trabajo como guía turística, aprovechando que ya conocía los sitios y los hoteles y ante mis necesidades le dije que aceptaba", refiriéndose a cómo comenzó a trabajar allí.

La mujer contratada como guía turística del "narcobus" accidentado en Ecuador, rompió su silencio y decidió entregarse a la Fiscalía. Una nueva piza sale a la luz en este caso, que se destapó luego del accidente, del 14 de agosto de 2018, en la vía Pifo-Papallacta.

"Cuando yo pregunte a mi amiga porque los viajes eran gratis, me dijo que lo que se buscaba era lavar dinero de un político, pero nunca me dijeron ni el nombre del político, ni de que se trataba de droga", agregó.


Sin embargo, la mujer asegura que en el último viaje sí se dio cuenta que llevaban droga pero que desconocía la cantidad y el destino.

Se trata de la segunda vez que Orozco habla de manera pública, pues el pasado 16 de agosto, dos días después del accidente, envió un audio a medios de comunicación asegurando no ser responsable del accidente ni la muerte de las personas.

Además, señaló desconocer la organización de narcotráfico que estaría detrás del hecho.


"Si bien es cierto, tiene una orden de captura en su contra, parece que no la quieren hacer efectiva, a la espera de la solicitud de extradición que el Gobierno ecuatoriano va a formular en contra de esta ciudadana". Tanto las autoridades de Colombia, país del que provenían 15 de los fallecidos, como las de Ecuador coordinan las investigaciones respectivas para encontrar al propietario de las sustancias.

También aseguró que las demás personas, que viajaron con ella en el bus en su mayoría del barrio El Guabal, del sur de Cali, desconocían lo que transportaban, por lo que le pidió perdón a sus familias.