Obispos: "Hemos fallado a nuestro deber de pastores al no escuchar"

Posted Agosto 07, 2018

Sobre más casos de religiosos que han abuso de menores, la CECh aseguró que cooperaría con las autoridades chilenas para entregar información.

La Conferencia Episcopal de Chile (CECh) informó en rueda de prensa sobre los religiosos pederastas sentenciados tanto por la justicia civil como por la canónica.

Además de pedir perdón a las víctimas, los líderes religiosos manifestaron su "arrepentimiento" a quienes las han acompañado: "a sus familias, a quienes han realizado responsablemente esfuerzos por buscar la vedad, la justicia, la reparación y la purificación, y a los cientos de consagrados y laicos que diariamente dan testimonio del amor, la misericordia y la redención de Cristo y que se ven afectados en su ministerio por causa de los errores, pecados y delitos cometidos".

La Iglesia anunció también la creación de "un Departamento de Prevención de Abusos para ejecutar las orientaciones del Consejo Nacional", cuya directora será la sicóloga Pilar Ramírez. "Nuestras faltas y omisiones han causado dolor y perplejidad, han afectado la comunión eclesial y han dificultado la conversión y minado la esperanza", agregaron.


"Algunos de nosotros pudimos ser más activos y atentos al dolor sufrido por las víctimas", declararon.

La carta difundida por el Pontífice, señala que quedó "impresionado por el trabajo de reflexión, discernimiento y decisiones que han hecho".

Fue el presidente de la instancia, el obispo castrense, Santiago Silva, quien leyó la declaración en donde, entre las decisiones adoptadas se encuentra que "darán a conocer públicamente toda investigación previa sobre presunto abuso sexual de menores de edad realizada en nuestras jurisdicciones". "Lo mismo solicitamos a los superiores de congregaciones religiosas", ha afirmado Silva.

La CECH nombró a la abogada Ana María Celis como presidente del Consejo Nacional de Prevención de Abusos y Acompañamiento de Víctimas, cargo que era presidido en forma interina por Mons. Su directora ejecutiva será Pilar Ramírez Rodríguez.


Y cada vez son más fuertes las voces para que acepte la renuncia el cardenal Ezzati, que junto a Francisco Javier Errázuriz, cardenal y arzobispo emérito de Santiago, son señalados por las víctimas de abusos como los principales culpables de la política de silencio que ha reinado en la Iglesia chilena.

Seguir promoviendo la formación en prevención de abusos.

Los obispos se comprometieron durante la asamblea extraordinaria a avanzar en la reparación de las víctimas de abusos y a elaborar e implementar un "protocolo de buen trato" para fomentar relaciones basadas en el respeto en ambientes parroquiales, comunitarios y educativos. Ambos instrumentos se darán a conocer en abril de 2019.

Los obispos se comprometieron a encontrarse "personalmente" con las víctimas, así como a hacer "autocrítica".