China responde a EU con amenaza de nuevo arancel

Posted Agosto 06, 2018

Tras las advertencias, el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, advirtió a China que "no subestime la determinación" del presidente Donald Trump respecto a las relaciones comerciales mutuas.

Con esta información, el gigante asiático advierte que no retrocederá en esta incipiente guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo.

China dijo el miércoles que el "chantaje" no funcionará y que devolvería el golpe si Estados Unidos tomaba medidas adicionales que obstaculicen el comercio, incluyendo la aplicación de una tasa arancelaria más alta.

Los aranceles van dirigidos a miles de importaciones chinas, como alimentos, productos químicos, acero y aluminio, y productos de consumo que van desde comida para perros, muebles y alfombras hasta neumáticos para automóviles, bicicletas y guantes de beisbol y productos de belleza. Como justificación a este paso mostró las actividades irregulares de China de obtener las tecnologías y las propiedades intelectuales de compañías estadounidenses.


China ha impuesto o propuesto tarifas a bienes estadounidenses por un valor de 110 mil millones de dólares, lo que representa la gran mayoría de las importaciones anuales chinas desde Estados Unidos.

Washington impuso aranceles del 25% a bienes chinos por 34.000 millones de dólares el 6 de julio.

El Senado estadounidenses aprobó la semana pasada una ley que si es promulgada reduciría las barreras aduaneras a cientos de productos chinos.

Por su parte, el secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, presente en Singapur, afirmó que "el presidente Trump heredó un régimen de comercio injusto donde los trabajadores y las empresas estadounidenses no fueron tratadas de forma recíproca ni justa por el gobierno chino, y los esfuerzos de la administración Trump para corregir eso son correctos".


El anuncio de estas nuevas medidas proteccionistas avivan un conflicto comercial en el que ni Pekín ni Washington han mostrado señales de querer recular y sin que se hayan producido negociaciones formales desde el mes de mayo.

El ministerio de Finanzas chino explicó que la imposición de esas tarifas se basa en "la defensa de los derechos e intereses legítimos" del país asiático, a través de medidas que buscan frenar los enfrentamientos comerciales, pero también "minimizar" su impacto sobre la producción nacional y en las necesidades del país.

Pekín prometió hoy responder si Estados Unidos aumenta los aranceles.