Maduro insta al pueblo a producir y construir una Venezuela potencia

Posted Agosto 04, 2018

Un fallo en el servicio eléctrico interrumpió una sesión de trabajo del IV congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), mientras el primer vicepresidente del PSUV, el chavista Diosdado Cabello, proponía la ratificación de Nicolás Maduro como máximo responsable de la agrupación.

Hoy comentamos lo que puede significar el "mea culpa" de Maduro.

Más temprano un miembro de la dirección del PSUV, Elías Jaua indicó que dentro del partido está debatirse el precio de la gasolina y que para ello hay dos propuestas: "el aumento progresivo del precio de los combustibles" y "la internacionalización de precios". El 17 de febrero de 2016, Maduro lo subió por primera vez en dos décadas a 1 bolívar por litro.


Mientras el gobierno controla las divisas de la economía, dependiente de importaciones y en grave crisis -con escasez de alimentos y medicinas-, el mercado negro marca el precio de varios productos básicos.

Durante el Congreso, los militantes del partido debatieron sobre los documentos fundacionales del Psuv, las siete líneas de acción del Gobierno nacional, el sistema de fuerzas y alianza del partido y el diseño de un nuevo sistema organizativo.

Con frecuencia, el Gobierno venezolano achaca el mal desempeño de su economía a una "guerra" dirigida por Estados Unidos junto a factores de oposición interna y de la región, pero este lunes el propio Maduro pidió a sus ministros cambiar las excusas por resultados.


La recuperación, el crecimiento y la prosperidad económica fue calificada por Maduro como la tercera gran tarea a la que está llamada el partido.

"Yo aspiro que a partir del 20 de agosto se produzcan grandes cambios y el pueblo venezolano recupere su poder adquisitivo y recuperemos la estabilidad, lo vamos a lograr, por las buenas o por las malas, pero lo vamos a lograr, con la Constitucional Nacional en la mano", dijo el mandatario.

"Creo que va a haber un sacudimiento (...) porque se va a mover la estructura económica-social del país", dijo y apuntó que "vienen nuevas reglas que se irán despejando en el transcurso de esta semana". "Fue sabotaje, un sabotaje de la luz en el congreso", expresó.


Asimismo pidió a su vicepresidente económico, Tareck el Aissami, transformar todas las empresas del Estado, que aseguró se encuentran en "rojo", para superar el "capitalismo de Estado corrupto" y los "falsos" modelos de socialismo que se han aplicado.