Cien pesos: Carrió se "reivindicó" con la propina

Posted Julio 17, 2018

Los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy), Gustavo Valdés (Corrientes) y el Alfredo Cornejo (Mendoza), que pasaron el martes por la Rosada y Olivos junto a el diputado Mario Negri y los senadores Ángel Rozas y Luis Naidenoff, estarían dispuestos a aceptar que las provincias deban cumplir cumplir con el Pacto Fiscal.

La tercera semana de julio será de vital importancia para el oficialismo en búsqueda de comenzar a delinear su agenda para el próximo año que estará marcado por la elección presidencial. Siendo que advirtió que a pesar de que este año los haberes jubilatorios se vieron perjudicados por el nuevo cálculo, el próximo año se elevarán por arriba del índice de precios. El problema es que el "gasto social" que es intocable e inflexible, representa más del 60% del presupuesto nacional. Razón por la cual el ajuste deberá ser mayor y llegar a los $ 300.000 millones.


La "novedad" se dio en el marco de la reunión que el ministro y su par del Interior, Rogelio Frigerio, tuvieron con los ministros de economía de las provincias que maneja Cambiemos de cara a la búsqueda de consenso para el Presupuesto del 2019 en el que se manejaba un estimado de recorte de $ 220.000 millones. Pero también saben que el peso político del peronismo tanto en las provincias como en el Congreso será el eje vector que canalizará el rumbo de este debate.

Otro de los temas mencionados fue el recorte gradual que se prevé de los recursos discrecionales que envía la Nación a las provincias, llamados Aportes del Tesoro Nacional (ATN).


En una primera etapa le tocó a la provincia de Buenos Aires y a la Ciudad. El radical cumplió, pero el jefe de Gabinete no devolvió gentilezas: el mendocino le pidió que él o Macri salieran a respaldar públicamente a la UCR. No así el servicio de AySA ya que ello requeriría de una ingeniería legalpara realizar el traspaso de Nación a la provincia que no se puede hacer.

"Un tercio representa el recorte del gasto nacional, otro sería el recorte de gasto provincial, en especial de transferencias automáticas, y el tercer tercio se cubriría con la suba de recaudación por la inflación y por los mayores ingresos que generará la cosecha", detallaron a este diario.


A su vez, las provincias deberán cumplir con el Pacto Fiscal, que las obliga a obtener superávit fiscal financiero (es decir contando el pago de intereses) para el año 2020.