Luka Modric, la estrella del Mundial que podría terminar en la cárcel

Posted Julio 14, 2018

No todo es color de rosa en la vida de Luka Modric. Por el fichaje, el talentoso volante habría recibido de forma ilegal el 50% de la transacción, una operación orquestada por Zdravko Mamic, por entonces presidente de la Federación.

Se trata de un escándalo en el que está involucrado Zdravko Mamic, el magnate del fútbol croata, quien fue condenado a seis años y medio de prisión por corrupción en un caso de traspasos fraudulentos. Si no se encuentra tras detenido es porque se refugia en su residencia de Bosnia, de donde no puede ser extraditado.


Como en aquel tiempo el jugador era representado por el hijo del dirigente (Mario Mamic), en sus contratos había ciertas cláusulas que obligaba al futbolista a compartir sus ganancias con el agente. Pero no sólo los aplicaba con Modric, sino también con demás jugadores prometedores, sobre todo, del Dinamo Zagreb, el club más importante de Croacia.

La infancia de algunos seleccionados croatas estuvo marcada por el conflicto bélico que estalló en Yugoslavia tras la caída del Muro de Berlín, en 1989. Los jueces señalan que su declaración del 13 de junio de 2017 ante el tribunal difiere de otra que prestó el 30 de agosto de 2015 ante la Oficina de Lucha contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada. El tribunal observó discrepancias muy notorias y por ello mandó a investigar al jugador, quien en caso de ser encontrado culpable, podría alcanzar una pena de cárcel que va de los seis meses hasta los cinco años.


Modric se ha posicionado durante la competencia como uno de los referentes para cualquier rival; en los duelos correspondientes a la fase de grupos marcó dos goles, ante Argentina y Nigeria.

El abuelo de Luka Modric fue fusilado por paramilitares serbios ante los propios ojos del astro del Real Madrid, en 1991 cuando estalló formalmente la guerra.


Ahora irá por la gloria el domingo ante Francia en Moscú.