Dos británicos en estado crítico tras intoxicarse con Novichok

Posted Julio 09, 2018

El Gobierno británico covocó una reunión de emergencia del Gabinete Cobra para analizar la situación, aunque todo hace pensar que la pareja no fue objeto de una exposición directa sino que pudo haber pasado por alguno de los lugares visitados en su día por los Skripal.

"Las autoridades están trabajando ininterrumpidamente para descubrir qué fue lo que ocurrió", dijo, y agregó que todos los sitios descontaminados después del envenenamiento de Skripal son seguros. Nos pueden decir lo que pasó.

Una unidad antiterrorista británica lleva a cabo una investigación luego de que aparentemente dos personas fueran expuestas a una "sustancia desconocida" cerca de la ciudad de Salisbury, Reino Unido. Entiendo que la gente en Amesbury y Salisbury y quienes han visitado recientemente la zona estén preocupados por lo ocurrido. "Después del descarado y temerario intento de asesinato de los Skripals con Novichok en marzo, la comunidad mostró una tremenda fortaleza, paciencia y resistencia", manifestó May.


El gobierno británico sospecha que los dos incidentes están relacionados, pero que la pareja británica no fue un "objetivo deliberado" sino que su intoxicación se debió a una "consecuencia" del ataque a los Skripal.

Como represalia por lo sucedido decenas de diplomáticos rusos fueron expulsados del Reino Unido, mientras que Moscú negó cualquier vinculación con los hechos e hizo lo propio con diplomáticos británicos.

May agradeció hoy expresamente en Berlín a la canciller por "el apoyo de Alemania en las recientes semanas".


"Esta noche recibimos los resultados de los análisis que indican que Sturgess y Rowley estuvieron expuestos al agente neurotóxico Novichok", reportó en un comunicado Neil Basu, responsable de la agencia antiterrorista británica.

Las víctimas, identificadas como Charli Rowley, de 45 años, y Dawn Sturgess, de 44 años, fueron encontradas inconscientes en una vivienda en la localidad de Amesbury, cercana a Salisbury y desde entonces permanecen hospitalizados en estado crítico.

El jefe de policía [VIDEO]del país dijo que las pruebas en el laboratorio de defensa británico habían confirmado lo que muchos residentes temían: un hombre y una mujer de 40 años habían sido envenenados con la misma toxina que casi mató a un ex espía ruso y su hija.