La Colombia de Pekerman pierde frente a Inglaterra

Posted Julio 05, 2018

En un partido atractivo, movido y que en momentos amenazó con tornarse violento, Colombia cayó este martes en penales ante Inglaterra. Los ingleses, claro, jugaban a placer, puesto que pasaban los minutos y se acercaban a cuartos de final.

Los ingleses lograron la ventaja a los 11 minutos del segundo tiempo a través de su goleador, Harry Kane, de penal.

Con este resultado, Inglaterra se verá las caras en cuartos de final ante Suecia el próximo 7 de julio en Samara.

Colombia es una con James y diametralmente es otra sin él.

La ausencia de James Rodríguez, lesionado previo al cotejo, llevó al entrenador de Colombia José Pekerman a elegir un esquema entre defensivo o de ataque.


Con miles de colombianos dejándose el alma en cada grito, y Radamel Falcao García dialogando con la pelota antes del pitazo inicial, los cafeteros salieron dispuestos a sorprender a los europeos desde el comienzo con velocidad y el talento de Juan Fernando Quintero.

En el inicio del segundo tiempo Colombia trató de subir sus líneas de presión.

Ashley Young fue el primero que lo intentó. El carrilero del United probó fortuna, pero David Ospina desvió con los puños. Entre Trippier, Sterling y Kane buscaron las cosquillas a una defensa cafetera que apenas dejó ver sus costuras.

Kane agradeció el favor de la 'Roca' y, con un sutil disparo al centro del arco, abrió el marcador.

La lucha de los colombianos en el minuto final tuvo recompensa cuando Uribe sacó un remate que exigió al portero Jordan Pickford.


En la prórroga, Falcao acarició el gol en el 104 y Danny Rose en el 112 pero la velada había prometido emociones fuertes y no decepcionó.

La tanda de penales comenzó con buena efectividad desde ambos lados. Sin embargo, Colombia no pudo aprovechar el fallo inglés. Ospina hizo lo suyo, atajó un penal a Henderson, pero Mateus Uribe y Carlos Bacca dilapidaron para que Inglaterra avanzara a cuartos y Colombia se despidiera con las botas puestas y la frente en alto. El partido fue muy áspero, muy rudo. Todo el mundo sabía que iba a ser así. El partido se fue al alargue, pero ningún equipo marcó la diferencia.

"Tenemos mucha confusión. Me parece que estamos todos confundidos con este tipo de jugadas".

"Fuimos valientes y equilibrados pero nos faltó un poco de profundidad", destacó Pekerman.