El Gobierno inicia los preparativos para la muerte de Isabel II

Posted Julio 04, 2018

Algún día pasará y todo debe estar previsto.

FUNERALES- El Gobierno británico ha iniciado los preparativos del Castle Dove, que organiza la muerte de la reina Isabel II.

Isabel II reina desde hace 66 años y ha sobrevivido a trece primeros ministros. - D.N. No es la primera vez que se llevan a cabo reuniones para actualizar el plan conocido bajo el nombre de London Bridge (Puente de Londres), pero esta última fue distinta.


Por el momento se desconocen al detalle todos los pasos a seguir por el ejecutivo y por la casa real en caso de que la soberana fallezca, pero sí que el luto nacional durará diez días en los cuales, nueve se harían procesiones ante el féretro y el décimo día a las nueve de la mañana, sonará el Big Ben. También se llegó a la conclusión de que el nuevo rey, Carlos de Inglaterra , visitará Escocia y Gales poco después de la muerte de su madre para "mostrar que son una parte integral de su reino".

Por eso, ese mismo día, el "número dos" del gabinete del gobierno británico, David Lidington, se puso al frente de una reunión con diversos miembros del Ejecutivo para tratar un tema crucial: cuál será el plan a seguir el día en que la monarca muera.

A la "extensa reunión", tal y como la definió el tabloide, asistieron, entre otros, el ministro de Interior, Sajid Javid, la líder del Partido Conservador en la Cámara de los Comunes, Andrea Leadsom, y el ministro para Escocia, David Mundell.


El periódico subraya que el encuentro no estuvo motivado por "preocupaciones específicas" sobre de la salud de la monarca, de 92 años, a pesar de que se produjo la misma semana en la que la reina canceló su asistencia a un servicio religioso en la catedral de San Pablo, por sentirse indispuesta.

Los restos de la reina Isabel II permanecerán expuestos durante cinco días en el hall de la abadía de Westminster. Fue el mismo acto al que acudió la actriz Angelina Jolie.

La operación se llamará "London Bridge" y es un plan de actuación en caso de muerte de la reina que las autoridades británicas tienen preparado desde años y que está en "permanente" actualización.


No es la primera vez que el estado de salud de la monarca preocupa.