Nicaragua: una nueva marcha en medio de la violencia

Posted Julio 01, 2018

Por otro lado, la Federación Iberoamericana del Ombudsman (FIO) también instó al Gobierno de Nicaragua a cesar la violencia contra la población "y a los jueces a llevar a cabo investigaciones sobre crímenes cometidos durante los más de dos meses de crisis sociopolítica".

El ataque ocurrió cerca de la rotonda Jean Paul Genie, en el sureste de Managua, donde culminó la marcha que se realizó en homenaje a la veintena de menores de edad que han muerto en las protestas contra el Gobierno.

Los actores principales del diálogo son representantes del presidente Daniel Ortega y de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, integrada por empresarios, sociedad civil, estudiantes y campesinos.

Lo acusan de instaurar, junto a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, el nepotismo, una dictadura y desatar una brutal represión.


"No se quiere ir, cree que puede seguir gobernando en este río de sangre".

El gobierno de Ortega califica las protestas y la exigencia de la renuncia de Ortega como una "intento golpista" apoyada por Estados Unidos y acusa a los manifestantes de "delincuentes" y "pandilleros".

"Imploramos la protección divina sobre nuestra Nicaragua, imploramos la justicia, imploramos la reconciliación", clamó la también primera dama en un mensaje a través de medios oficiales.

Y no en vano ese temor, especialmente de cara a la jornada de este miércoles, 27 de junio, fecha en la que el oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) celebra el "repliegue" que conmemora una estrategia de guerrilla para derrocar al dictador Anastasio Somoza Debayle en 1979.


"Ecuador insta al Gobierno de Nicaragua a implementar cuanto antes las recomendaciones del informe presentado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en la Sesión Extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), realizada en Washington el 22 de junio de 2018", señala un comunicado de la Cancillería.

Por su parte, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), precisó a la Agence France-Presse que había verificado hasta el domingo 212 muertes y están confirmando posibles fallecimientos de las últimas horas.

"Exigimos al gobierno de Daniel Ortega el pleno respeto al derecho a libertad de pensamiento y libertad de información", reclamó el gremio en una declaración pública leída por la periodista Leticia Gaitán en rueda de prensa.

Portando flores y banderas azul y blanco, los manifestantes convocados por la opositora Alianza Cívica, marcharon por la carretera que conduce a la vecina ciudad de Masaya para recordar principalmente a los 20 niños muertos, entre ellos tres bebés, desde que se inició el conflicto en abril.