La cumbre entre Putin y Trump será en Helsinki

Posted Julio 01, 2018

Se estima que, durante su primera cumbre, Trump y Putin abordarán diversos temas de seguridad como la desnuclearización de la península coreana.

La Casa Blanca y el Kremlin divulgaron que ambos mandatarios debatirán sobre el estado actual y las perspectivas de las relaciones bilaterales, así como sobre otros asuntos internacionales.

Ushakov indicó que el encuentro podría llevar varias horas e incluirá una conversación cara a cara entre los dos mandatarios.

La cumbre debería permitir abordar temas de desarme, luego de que tanto Moscú como Washington hicieran los últimos meses declaraciones sobre el refuerzo de sus capacidades militares. También han hecho comentarios positivos el uno del otro, con Putin elogiando el manejo de Trump de la economía estadounidense.


El Kremlin informó con anterioridad que Putin y Trump se reunirán en un tercer país, y la fecha y lugar serán anunciados el jueves.

El jefe del Pentágono, James Mattis, quiere tranquilizar a Seúl y Tokio sobre Corea del Norte y el programa de desnuclearización acordado en Singapur.

Las relaciones entre ambos países nunca habían sido tan malas desde el fin de la Guerra Fría.

Trump dijo el miércoles que "llevarse bien con Rusia y China y todo el mundo es algo muy bueno".


"Desgraciadamente las relaciones ruso-estadounidenses no están en el mejor nivel", lamentó el presidente ruso, considerando que "en gran parte es el resultado de la dura lucha de política interior en Estados Unidos".

Dijo que hablarán sobre Siria, Ucrania y "muchos otros asuntos".

"Su venida a Moscú nos da la esperanza de que suponga (.) el primer paso para restablecer relaciones completas entre nuestros Estados", declaró Putin, al inicio de de la entrevista, retransmitida por la televisión.

El encuentro se da luego del aumento de las tensiones en las relaciones bilaterales debido a las constantes sanciones unilaterales impuestas por EE.UU. a Rusia.


"Es probable que nos reunamos en algún momento de mi viaje a Europa", reveló el mandatario a los periodistas en la Casa Blanca durante su reunión con el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa. A ello se sumaron después la intervención de Rusia en Siria en apoyo del presidente Bachar al Asad, las acusaciones de injerencia rusa en las elecciones de EEUU y, últimamente, el caso del envenenamiento del exespía Serguéi Skripal en el Reino Unido.