Laura Pausini: "Las primeras cartas de mis fans extranjeros vinieron desde Cuba"

Posted Junio 30, 2018

El concierto de Pausini y Gente de Zona en el Coliseo de la Ciudad Deportiva habanera con una capacidad para 14.000 espectadores fue gratuito, auspiciado por el Ministerio de Cultura, el Instituto Nacional de la Música y la empresa de promoción cultural de la isla ARTEX.

La italiana Laura Pauisni cumplió su sueño de cantar en Cuba y lo hizo en las áreas exteriores de la Ciudad Deportiva de La Habana con el dúo cubano Gente de Zona, en un espectáculo a cielo abierto y con entrada libre que no pudo interrumpir la lluvia y terminó en las primeras horas de este miércoles.

Es un sueño cumplido, afirmó la Pausini, más que emocionada, eufórica; y obsequió al público algunas de las canciones de la década de 1990 cuando su primer álbum en español llegó a esta isla y la convirtió en una de las vocalistas más escuchadas en ese momento.


Pausini subió al escenario para interpretar su nuevo sencillo "Nadie Ha Dicho" en vivo por primera vez junto a Gente de Zona, pero también sorprendió cantando temas como "La Soledad", "Se Fue" y "Amores Extraños".

Laura Pausini está en el centro de una enorme polémica por haber aparecido en redes usando la bandera de Cuba como vestido.

Hasta el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, decidió no perderse este concierto que se dio contra lluvia y relámpagos, mientras muchos pedían a gritos que se cerraran las sombrillas para poder ver mejor al dúo integrado por Alexander Delgado y Randy Malcom.


Gente de Zona, por su parte, abrió el concierto con su canción Bailando, que impulsó al éxito internacional al grupo en el año 2014.

La audiencia bailó al ritmo de Más macarena, Quédate conmigo, 3 a.m., Si no vuelves, Ni tú ni yo, Te duele, El animal y La vida me cambió, esta última entonada en compañía de su autora, la vocalista cubana Diana Fuentes.

Quizás el talón de Aquiles de este y cualquier concierto de Gente de Zona sea la cantidad de colaboraciones realizadas y la imposibilidad de reunir a todos esos artistas luego en un mismo sitio, lo cual les obliga a cantar con voces grabadas.