España permitirá que el barco 'Aquarius' atraque en el puerto de Valencia

Posted Junio 12, 2018

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, afirmó que "desde hoy Italia comienza a decir 'no' al tráfico de seres humanos" y la inmigración ilegal. Malta ha rechazado ya en anteriores ocasiones hacerse cargo de los barcos con inmigrantes a pesar de la petición de las autoridades italianas, como en el caso de la ONG española Open Arms.

El barco Aquarius, que lleva 629 inmigrantes y se dirige hacia España, llegará a finales de semana al puerto de Valencia, que está preparado para acogerlo, según ha podido saber Efe en fuentes que coordinan el dispositivo.

"Es nuestra obligación ayudar a evitar una catástrofe humanitaria y ofrecer 'un puerto seguro' a estas personas, cumpliendo de esta manera con las obligaciones del Derecho Internacional", señala el comunicado. El vicepremier del gobierno de Roma y líder de la xenófoba Liga Norte reaccionó de tal modo en un mensaje en las redes sociales después de que se difundiera la noticia de que Italia no autorizaría el desembarco de un buque con 629 inmigrantes.

En declaraciones en la Cadena Ser, la responsable de Defensa y jurista ha dicho que ante "un drama humano es imprescindible que la UE actúe" y ha explicado que para el Gobierno español es "una necesidad y una obligación" la solidaridad y tener presente la situación dramática que se está viviendo en muchos países.


"MSF ha escuchado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ofrecido Valencia como el puerto de desembarco para el 'Aquarius'", ha señalado la ONG en una nota, precisando que "aún no ha recibido notificación oficial por parte de los centros de coordinación de rescates marítimos de Italia ni de España al respecto".

"Si nos creemos Europa es momento demostrarlo", ha advertido Ada Colau para acto seguido recordar que España está incumpliendo todos los compromisos en materia de asilo y está dejando a las ciudades "solas", en referencia a los fondos propios que tanto Madrid como Barcelona destinan a atender a estas personas.

En el buque viajan varios periodistas, que han alertado de que la comida podría acabarse pronto.

"Hace calor y se han colocado lonas, pero empieza a haber problemas de espacio; hay momentos de tensión porque en toda la mañana el barco no se ha movido y no tienen ningún tipo de información", ha añadido el fotoperiodista de El País.


Los inmigrantes fueron rescatados el sábado pasado y la mayoría presenta síntomas de cansancio y deshidratación.

Médicos Sin Fronteras, que tiene personal a bordo del Aquarius _gestionado por la ONG francesa SOS Mediterranee_ dijo que los alimentos y el agua se agotarán el lunes por la noche y que algunos pasajeros tienen agua en los pulmones y quemaduras químicas causadas cuando la gasolina se mezcla con agua de mar.

En los últimos días, un total de 1.096 inmigrantes fueron rescatados en el Mediterráneo, 467 ya llegaron a puertos de Italia y el resto desembarcará en las próximas horas.