Se profundiza crisis política en Perú tras suspensión de congresistas

Posted Junio 11, 2018

La petición de Fuerza Popular, que lidera Keiko Fujimori, la hermana mayor de Kenji, acusaba a los tres parlamentarios de haber vulnerado principios relativos a la lucha contra la corrupción y la buena administración, la democracia representativa, el balance de poderes y el sistema democrático de gobierno.

Ayer, el pleno permitió que votaran los 30 legisladores de la Comisión Permanente que aprobó el informe que recomienda el desafuero de Fujimori, Ramírez y Bocángel, lo que va en contra del reglamento del Congreso.

Kenji Fujimori en conferencia de prensa después de la expulsión de su partido por su hermana Keiko el 31 de enero 2018
Kenji Fujimori en conferencia de prensa después de la expulsión de su partido por su hermana Keiko el 31 de enero 2018

Kenji Fujimori, el hijo menor del autócrata peruano Alberto Fujimori, ha sido suspendido de sus derechos y deberes como congresista en una votación que condujo la mayoría opositora fujimorista y que no respetó el reglamento del Congreso de Perú. "Fuerza Popular no creo un sistema nuevo ni nada por el estilo", manifestó. Sin embargo, para el caso de Kenji la representación registró 39 votos a favor, 20 en contra y 15 abstenciones.

El Congreso también aprobó, con 61 votos a favor, cuatro en contra y seis abstenciones, una acusación constitucional contra Fujimori ante la Justicia por la presunta comisión de los delitos de cohecho activo, cohecho genérico y tráfico de influencias.


"Lo digo directamente, como demócrata porque primero está el Perú, la democracia y los procedimientos: reitero las disculpas de que el resultado de la votación no debió ser como la mesa prevía por la situación que se ha estado atravesando", dijo Galarreta.

Kenji Fujimori, Guillermo Bocángel y Bienvenido Ramírez fueron los tres congresistas "avengers" que aparecieron en los videos que generaron la caída de Pedro Pablo Kuczynski.


Fujimori, que no estuvo presente en el pleno, escribió en su cuenta de Twitter que fue "ilegalmente suspendido sin el número de votos que exige la Constitución".

En diciembre, Kenji y otros nueve legisladores fujimoristas se abstuvieron en la votación para destituir a Kuczynski, lo que salvó al mandatario y marcó una división en el monolítico partido de Keiko, que buscaba defenestrar al presidente. ¡No me someteré! Iniciaré acciones legales, defenderé mis derechos. Si son destituidos, los tres serán reemplazados en el Congreso por partidarios de Keiko que eran "suplentes" en la papeleta electoral fujimorista en 2016.