Un emotivo mensaje de la torre de control en Ezeiza

Posted Junio 03, 2018

El presidente Mauricio Macri se hizo un tiempo para saludar a los jugadores de la Selección, que esta noche viajan a Barcelona para realizar el tramo final de la preparación para Rusia 2018.

El mandatario recibió allí como regalo una camiseta argentina y dialogó durante algunos minutos con el capitán, Lionel Messi. "Estoy un poco viejo, pero sigo pateando bien los tiros libres", bromeó al mostrarle unas imágenes con goles suyos de pelota parada.


Macri llegó a Ezeiza a bordo de un helicóptero junto a su hija, su secretario personal Iván Pavlosvky y el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis.

El vuelo a Rusia está pactado para el domingo 10 de Junio y la nave quedará a la espera de los restantes vuelos para el resto de los partidos de la Selección.


Este avión será, además, el que trasladará a la Selección a Israel el sábado 9 de junio para jugar un amistoso ante el seleccionado local y que también podría llevarla a Roma para visitar al Papa Francisco.

El equipo dirigido por Jorge Sampaoli tendrá todas las comodidades en su trayecto hacia Europa, donde entrenará antes de enfrentarse a Israel, en Jerusalén y posterior a eso, recalar en Moscú para la Copa Mundial de la FIFA. Días después, la Selección se medirá con Croacia en Nizhni Nóvgorod (a 400 kilómetros de la capital rusa) y contra Nigeria en San Petersburgo.